Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España dejará de fabricar bombas de racimo

Chacón anuncia que estas "pena de muerte sin sentencia" se destruirán en el plazo más "inmediato y breve"

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha anunciado hoy que el Gobierno aprobará en los próximas semanas una moratoria unilateral sobre el uso, producción, almacenamiento, compra o transferencia de las bombas de racimo y ordenará la destrucción de este tipo de municiones en España.

Durante una visita a la Academia de Ingenieros, situada en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, Chacón ha explicado que con esta decisión España se situará "a la cabeza" en la erradicción de las bombas de racimo y procederá a su destrucción en el plazo más "inmediato y breve posible".

Tras definir las bombas de racimo como una "pena de muerte sin sentencia", la ministra ha aclarado que España "nunca ha utilizado" este tipo de municiones y ha asegurado que se van a destruir en menos de dos años todas las que hay en los arsenales militares, que ha cifrado en unas 5.000.

De esta forma, España se adelanta a los plazos formales previstos en el Tratado sobre las bombas de racimo aprobado el pasado 30 de mayo en Dublín. La ministra ha concretado que elevará al Consejo de Ministros en el presente mes una propuesta para establecer una moratoria unilateral sobre el empleo, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento, conservación o transferencia de las municiones de racimo.

Trágico destino

Una vez que el Ejecutivo de luz verde a esta decisión las Fuerzas Armadas tendrán prohibido el uso de este tipo de municiones, ha especificado la ministra durante su visita a la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra, donde se encuentra el Centro Internacional de Desminado. Por otra parte, la titular de Defensa ha subrayado que las Fuerzas Armadas, desde que hace 20 años iniciaron las misiones internacionales, han desactivado más de 100.000 artefactos en países como Líbano, Afganistán, Bosnia-Herzegovina o la antigua Yugoslavia.

Tras coger en su manos una bomba racimo, Chacón ha recordado lo "trágico" que puede resultar para un niño o cualquier otra persona dar una patada a un artefacto de este tipo como si fuera un "bote" y ha agradecido su trabajo a los ingenieros que se dedican desactivarlas y destruirlas. Durante su visita, acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, Chacón ha asistido a una demostración de la destrucción de una bomba racimo y la desactivación de artefactos improvisados y otras municiones convencionales.