Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP reforma la Sindicatura de Greuges en solitario

Emilia Caballero será sustituida por Carlos Morenilla con el único objetivo de "silenciar a una voz independiente", según la oposición

Las Cortes valencianas han aprobado hoy, con los únicos votos del PP, la polémica reforma del reglamento de organización y funcionamiento de la Sindicatura de Greuges (Defensor del Pueblo) que establece que la interinidad en el cargo será rotatoria, por lo que la actual titular Emilia Caballero -en funciones desde hace más de dos años- será sustituida por Carlos Morenilla. La propuesta, debatida en la comisión de peticiones, ha sido rechazada por el PSPV-PSOE y por Compromís del País Valencià que han considerado que esta reforma es "ilegal y nula de pleno derecho" y que se ha realizado con el único objetivo de "silenciar a una voz independiente". El portavoz del grupo socialista, Ángel Luna, ha dicho que contemplan "todas las posibilidades y todos los recursos de carácter jurídico, constitucional, contencioso administrativo, incluso penal".

El PP ha propuesto reformar este reglamento y la oposición se ha negado a presentar enmiendas al no reconocer un procedimiento que a su juicio carecía de legitimidad, por considerar que existe una "contradicción" entre la ley de creación de la Sindicatura y el reglamento. El portavoz del PP, Ricardo Costa, ha explicado que si se tuviera que seguir lo que dice actualmente el reglamento el síndico en funciones sería "el síndico cesante", Bernardo del Rosal, y no Emilia Caballero y ha defendido que la ley "no se pensó para que el adjunto ocupara el cargo más tiempo que el propio titular".

Costa ha insistido en que el objetivo es "volver a tener una sindicatura independiente, con prestigio y que no reciba más dictados que los de la sociedad y Les Corts" y ha acusado a los socialistas de "incumplir" el acuerdo que tenían para la elección de un nuevo síndico con el objetivo de "dirigirla de tapadillo". El diputado del PSPV Diego Maciá, quien ha recordado que los culpables de la situación son los populares por negar información sobre determinadas empresas públicas, les ha acusado de intentar "burlar el espíritu" de la ley de creación "eludiendo la necesidad de la mayoría cualificada para poderla cambiar".

"Una moción de censura encubierta

Maciá ha defendido que se está haciendo "una moción de censura encubierta a la Sindicatura porque al PP le incomodan sus críticas", mientras que Costa ha puesto en duda la "independencia" de la síndica aludiendo a una entrevista en la que calificaba la actuación del alcalde de Alicante de "martirio para los alicantios". El parlamentario popular, quien ha sostenido que el reglamento de la Cámara, "que tiene rango de ley", sí permite esta modificación, ha instado a los socialistas a "cumplir su palabra" y seguir adelante con el acuerdo al que llegaron para renovar la Sindicatura y "si quieren exigir al Gobierno vía legal cualquier incumplimiento háganlo".

El portavoz del PSPV, Ángel Luna, ha explicado fuera de la comisión a los medios de comunicación que su partido considera que la modificación de la ley "no afecta automáticamente" a la interpretación de la norma, que está "protegida por una mayoría cualificada del Estatuto de Autonomía". A partir de este principio, ahora van a esperar a "ver si hay alguna autoridad de corte político o de corte administrativo que se atreve a poner su firma bajo un documento diciéndole a la actual sindica en funciones que deja de serlo, porque quien haga ese acto administrativo se puede encontrar con recursos de muchos tipos".

Ha aconsejado a "quien pretenda asumir esa responsabilidad, que se lo mire y que lo piense mucho tiempo" porque puede incurrir en "actuaciones con una grave trascendencia no sólo política sino hasta penal", ha afirmado y ha añadido que en el PSPV están contemplando "todas las posibilidades y todos los recursos de carácter jurídico, constitucional, contencioso-administrativo e incluso la vía penal". Por su parte, el portavoz adjunto del Compromís Enric Morera ha afirmado que la forma de actuar del PP es propia de un "niño malcriado" y ha advertido de que con esta modificación del reglamento se está "obligando a la Sindicatura a defender sus intereses presentando un recurso de inconstitucionalidad".