Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU reclama 5.230 millones más para que la solidaridad no lastre a Cataluña

Los nacionalistas iniciarán mañana conversaciones con el Gobierno catalán para explorar una posible unidad de acción

Los máximos dirigentes de CiU, Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida, han propuesto un nuevo sistema de financiación que aplique "al cien por cien" lo que dice el Estatuto, suponga anualmente 5.230 millones de euros más para Cataluña y evite que pierda posiciones por su aportación a la solidaridad.

Un día antes de que los negociadores de CiU inicien formalmente conversaciones con los representantes del Gobierno de la Generalitat para explorar una posible unidad de acción catalana en financiación, la federación nacionalista ha querido presentar solemnemente sus

bases para el acuerdo, con un acto en el auditorio del Parlamento catalán en presencia de miembros de las direcciones de CDC y Unió, así como de ex consejeros de Economía en tiempos de Jordi Pujol.

CiU defiende que, con el nuevo modelo, Cataluña retenga los 5.230 millones de euros más que le reportará la recaudación de la cesta de impuestos de la Generalitat prevista en el Estatuto (el 50% del IVA, el 50% del IRPF y el 58% de los impuestos especiales que pagan los catalanes), sin recortar los 2.944 millones de euros que recibirá Cataluña este año del Estado a través del Fondo de Suficiencia.

De hecho, la federación nacionalista cifra en 3.000 millones de euros la cantidad adicional de dinero que Cataluña necesita para no perder posiciones en el ránking de recursos después de aplicar los mecanismos de nivelación entre todas las comunidades autónomas.

Reacciones políticas

El secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, ha asegurado que las propuestas de CiU "no se aguantan por ningún sitio", y "ratifican" lo que la formación pactó en 2001 con el Gobierno central, entonces liderado por el ex presidente José María Aznar (PP). "La gente de CiU no tiene ningún interés en que salga bien la financiación; ellos sólo estaban preocupados por ocupar el poder", ha dicho Zaragoza. Así, ha contrastado la actitud de Artur Mas (CDC) de poner "piedras en el camino", con el "apoyo" del líder de UDC, Josep Antoni Duran, a las negociaciones lideradas desde el Gobierno catalán por el presidente José Montilla y el consejero de Economía, Antoni Castells.

El diputado de ERC en el Congreso Joan Ridao ha calificado hoy la propuesta del nuevo modelo de financiación presentada por CiU de "indocumentada" y propia de "Alicia en el país de las maravillas". Para ERC, es una propuesta que "olvida que el modelo tiene dos momentos claves": determinar la cuantía de los recursos -dinero que ha de llegar a Cataluña- y establecer como se dan estos impuestos. Ridao ha dicho que CiU "va directamente a la segunda fase".