Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colapso en la M-30 y en las entradas a la capital

La M-40 y la A-5 registran también kilómetros de retenciones.- El atasco se produce el día en el que comienzan a multar los radares.- El Ayuntamiento lo achaca al principio de mes y a dos accidentes

Las carreteras madrileñas registraban a primeras horas de la mañana cerca de 40 kilómetros de retenciones, especialmente localizadas en la A-5 y en la M-30, lo que ha complicado la hora punta en la región, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Los atascos se producen el día en que los radares instalados en los túneles de la M-30, donde la velocidad está limitada a 70 kilómetros por hora, empiezan a funcionar. Sin embargo, el Centro de Tráfico del Ayuntamiento de Madrid ha culpado de la situación a dos incidentes ocurridos en la M-30 y a un mayor número de coches en las vías, "propios de principios de mes económicamente hablando".

La circulación se ha visto muy afectada en Madrid capital, donde había incidencias en esta carretera de circunvalación en el nudo de Manoteras sentido Avenida de América por la avería de un vehículo, que ha obligado a cortar el carril derecho. Además había tráfico lento en la M-30, entre la Avenida de la Ilustración y la de Betanzos sentido nudo Norte, según la web del Ayuntamiento de Madrid. La otra carretera de circulación más importante, la M-40, registró esta mañana varios kilómetros de atascos entre los kilómetros 14 y 18 y 34 y 36.

Asimismo, a las diez de la mañana se encontraba atascado el paseo de las Delicias; la A-42 desde la Plaza Fernández Ladreda y el Paseo de Santa María de la Cabeza sentido entrada; el Paseo de la Castellana desde Sinesio Delgado sentido nudo norte; la avenida del Mediterráneo con la A-3 sentido plaza de Mariano de Cavia; y la avenida del Arco de la Victoria con la plaza Cardenal Cisneros sentido Moncloa. En el centro, la circulación era difícil en el eje Prado-Recoletos dirección Colón: la calle Doctor Esquerdo y Francisco Silvela sentido avenida de América; la calle Menéndez Pelayo desde la Plaza de Mariano de Cavia sentido O'Donnell; la calle Raimundo Fernández Villaverde sentido Paseo de la Castellana; y la Gran Vía dirección Cibeles.

Las explicaciones del Ayuntamiento

El colapso de Madrid se produce el día en el que han comenzado a multar los radares de los túneles de la M-30. Todos los radares están señalizados para que los conductores estén informados de que la velocidad de circulación máxima, de 70 kilómetros por hora, está siendo controlada. Son 16 radares colocados en 11 puntos de los túneles de la M-30, que se suman a los siete existentes en otras localizaciones de la superficie. El tráfico lento se ha trasladado también a las carreteras de la región, sobre todo en los accesos a Madrid. Así, se registraban a las diez de la mañana 11 kilómetros de retenciones en la A-5, entre Madrid y Alcorcón; y 4 kilómetros en la A-6 entre la capital y Las Rozas.

Igualmente, había cuatro kilómetros de retenciones en la A-2, ya en Madrid; en la A-1, entre Madrid y Alcobendas, y en la A-4, entre los kilómetros 18 y 21, entre la capital y Pinto. Los accesos a Madrid desde Boadilla del Monte y Pozuelo de Alarcón también se vieron afectados. Así, la M-501 registraba tres kilómetros de circulación complicada, cuatro en la M-503 y otros cuatro en la M-513. En el Ayuntamiento, ni una palabra de los radares. El Centro de Tráfico del Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que los problemas circulatorios se deben a dos incidentes ocurridos en la M-30 y a un mayor número de coches en las vías, "propios de principios de mes económicamente hablando".

En este sentido, un portavoz del Centro ha señalado que, aunque hoy es día 31, "la gente ya ha cobrado y tiene dinero, por lo que saca más el coche". Además, ha dicho que, históricamente, marzo y abril son meses de gran intensidad de tráfico, junto a los meses de octubre, noviembre, la primera quincena de diciembre y mayo. "Los conductores siguen una seria de pautas todos los años. Es lo que llamamos sociología del tráfico", ha indicado. El Centro de Tráfico del Ayuntamiento ha apuntado también a dos incidencias: un accidente en el kilómetro 1 de la M-30 y la avería en el kilómetro 7, que obligaba a cortar el carril derecho. El portavoz municipal ha señalado que a las 11.00 el atasco en esta vía "se encontraba en vías de solución".