Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pierde dos escaños

El PSOE no ha podido repetir en Andalucía los buenos resultados que obtuvo en las elecciones generales de 2004, pero se ha quedado muy cerca. Los socialistas ganan 36 de los 61 escaños en liza, frente a los 38 de los anteriores comicios mientras que el PP ha logrado 25 diputados, dos más que en 2004, según los datos de las 23.57, cuando se había escrutado un 98,7% de los sufragios. Una cosa queda bien clara: el bipartidismo se afianza en Andalucía. Por segunda vez consecutiva, Izquierda Unida y los andalucistas no logran entrar en la cámara baja.

El PSOE ha ganado en todas las circunscripciones andaluzas tanto en votos como en escaños, excepto en las provincias de Almería y Málaga, donde ambos partidos empatan a tres y cinco escaños respectivamente. Una vez más, Sevilla ha sido determinante en la amplia victoria del PSOE. En esta provincia los socialistas duplican los registros del Partido Popular: ocho escaños por cuatro de los populares. El nuevo reparto de escaños por criterios demográficos apenas ha tenido incidencia en los comicios generales. El asiento que ganan los populares en Almería, donde había en disputa un diputado más que en 2004, lo pierden en Córdoba, provincia donde el ministro de Asuntos Exteriores, desde hoy en funciones, Miguel Ángel Moratinos, iba de cabeza de lista por el PSOE.

Otros dos ministros del gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero figuraban como cabeza de lista en las provincias andaluzas. El titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no consigue revalidar el apoyo logrado en Cádiz por el fallecido Alfonso Perales. Rubalcaba, que acudía como cunero, pierde uno de los seis diputados de 2004, que va a parar a las filas del PP, liderado por Teófila Martínez, que pasa de tres a cuatro parlamentarios. En Málaga, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que el pasado diciembre inauguró el AVE entre Madrid y la capital malagueña, pierde uno de los seis parlamentarios que tenía el PSOE en favor de su rival popular, Celia Villalobos, de modo que ambos partidos empatan a cinco diputados, como en 2000.