Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La infanta Elena disuelve su empresa

La compañía dedicada a asesoramiento contable, financiero e inmobiliario fue creada en agosto pasado

Diez días después de que trascendiera que Elena de Borbón y Grecia, la hija mayor de los Reyes de España, había comprado una empresa de inversiones, ésta ha comenzado su proceso de disolución. Según ha confirmado la Casa Real, "la firma Global Cinoscéfalos SL, creada en agosto del pasado ejercicio y dedicada al asesoramiento en materia económica contable, financiera e inmobiliaria, ha iniciado el proceso de liquidación, trámite que acaba con la disolución de la empresa".

Doña Elena adquirió el pasado 10 de diciembre de 2007 Global Cinoscéfalos, una sociedad limitada con un capital social de 3.600 euros. Esta ha sido la primera vez que un hijo de los reyes de España declara ser propietario de una empresa. Según la información oficial que figura en el Registro Mercantil, su secretario personal y empleado de la Casa del Rey, Carlos García Revenga, era el administrador de la sociedad y el hermano de éste, Javier García Revenga, el apoderado. Doña Elena era la única socia.

La infanta, que ha cursado estudios de Magisterio, trabaja como profesora de inglés en una guardería que abrió con algunos amigos. No existe ninguna incompatibilidad entre ser hija de los Reyes y propietaria de una empresa, pero hasta ahora sólo los cónyuges de las infantas habían realizado negocios.

Global Cinoscéfalos fue creada en agosto de 2007 por Alejandro Latorre Atance, un conocido administrador de empresas. Se la vendió a doña Elena un mes después de que la Casa del Rey anunciara el "cese temporal de la convivencia" de los duques de Lugo.

Doña Elena recibe una parte de la asignación económica que los Presupuestos Generales del Estado otorgan a la Casa del Rey y que don Juan Carlos administra. La empresa nunca ha llegado a tener actividad.