Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de limpieza anuncian huelga a partir del 4 de marzo

Afectará a Barajas, Metro y hospitales.- Aguirre acusa a los sindicatos de convocar protestas en campaña para evitar que la gente vaya a votar

Los 65.000 trabajadores de limpieza de Metro de Madrid, hospitales de la Comunidad y aeropuerto de Barajas han anunciado hoy que irán de nuevo a la huelga a partir del 4 de marzo para protestar contra "la indiferencia" de las patronales nacional y regional en la negociación del convenio colectivo provincial, según ha informado hoy Comisiones Obreras. La huelga, que afectará a los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas encargadas del servicio de limpieza del interior de los edificios y locales públicos situados en la Comunidad de Madrid, será decidida el jueves durante una Asamblea.

Así, podría resultar afectada la limpieza de los hospitales públicos de la región, el Metro de Madrid, el aeropuerto de Barajas, los distintos ministerios, Presidencia de Gobierno, universidades y colegios, entre otros espacios públicos. La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha acusado a CC OO y UGT de "hacer seguidismo" de la estrategia socialista de "tensionar" al convocar una huelga de limpieza a nivel regional y así evitar "que la gente vaya a votar". En rueda de prensa en la sede del partido, Aguirre ha mostrado su "hondísima preocupación" por los paros de limpieza. A su juicio, las huelgas de limpieza, especialmente en los hospitales, generan "alarma social e indignación en los ciudadanos", por lo que ha considerado que la semana previa a las elecciones "no es el mejor momento para hacerlas".

"Creemos que los sindicatos tenían que tener en cuenta la incidencia que estas huelgas puedan tener en el proceso electoral", ha reiterado la presidenta, quien ha hecho un llamamiento a los sindicatos para que no se use la primera semana para las reivindicaciones laborales, "siempre legítimas, pero fuera de la campaña". Los sindicatos reclaman por su parte una subida salarial y mejoras sociales para los operarios de mantenimiento afectados por el Convenio Colectivo Provincial, que vendrían a sumarse a los logros conseguidos tras la última huelga en el suburbano de la capital en diciembre y enero y las demás negociaciones en cada empresa. Las movilizaciones del sector comenzaron ayer domingo con una manifestación en la Puerta del Sol que reunió a 700 trabajadores. Convocados por CC OO, el colectivo puso el grito en el cielo para reivindicar "un salario acorde al trabajo imprescidible", bajo el lema de 'Por un convenio digno, por unas condiciones laborables justas y no a los salarios miserables'.

La situación de los trabajadores

En el mismo escenario, el colectivo volverá a protestar este domingo para hacer valer sus reivindicaciones. La secretaria general de la Federación Regional de Actividades Diversas, Isabel Rodríguez, explica que las patronales del sector, la Asociación Profesional de Limpieza (Aspel) y la Asociación de Empresarios de Limpieza de Madrid (Aelma), "se niegan a sentarse a negociar" con los sindicatos las mejoras sociales y retributivas del convenio colectivo. "Nos están ninguneando", se queja la sindicalista.

Según CC OO, la precariedad laboral viene marcada por jornadas parciales de unas 12 horas semanales y por salarios "míseros" que obligan a los trabajadores, en su mayoría mujeres, a ampliar su vida laboral hasta los 70 años si quieren completar los 15 años necesarios para poder jubilarse. "El 80% del colectivo tiene jornadas a tiempo parcial y los que tienen jornadas de 39 horas cobran unos sueldos de 800 euros", se lamenta la secretaria general de la Federación Regional de Actividades Diversas. Los bajos sueldos propician que los empleados tengan que combinar varias empresas para poder aumentar la jornada diaria, lo que hace que pueda empezar a las 10 horas con una de las empresas y acabar a las 23 horas con otra. De hecho, según CC OO, hay menos de un 35% que tiene jornada completa de 39 horas con un salario bruto de 750 euros al mes.

"La eventualidad en el sector es de más del 45% y el 80% de los trabajadores son mujeres. De ese 80% más de la mitad son las que sustentan el núcleo familiar, ya que tienen hijos a su cargo", remarca el sindicato. Esta huelga se sumaría a la convocatoria anunciada por parte de los trabajadores de recogida de basuras de la capital, de la concesionaria FCC, que iniciarán paros indefinidos el próximo 3 de marzo a las 23.00.