Ocho guardias civiles, imputados por presuntas torturas a Portu

Declararán ante el juez a raíz de su participación, el pasado 6 de enero, en la detención, traslado y custodia del presunto etarra

San Sebastián / París - 12 feb 2008 - 17:13 UTC

Ocho agentes de la Guardia Civil que participaron el pasado 6 de enero en la detención, traslado y custodia del presunto etarra Igor Portu declararán como imputados el 22 de febrero ante el Juzgado de San Sebastián, que investiga las lesiones sufridas por éste y su compañero Mattin Sarasola.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián tomó declaración a Portu el 8 de enero en el hospital Donostia de San Sebastián adonde fue trasladado para ser atendido de las lesiones sufridas en su arresto, acaecido en Arrasate. Portu aseguró en su declaración que no había opuesto resistencia y que fue golpeado por los agentes. Ambos son los supuestos autores del atentado en la T-4 de Barajas, en el que murieron dos ecuatorianos.

Más información

Detenidos en Bayona dos supuestos etarras

La Policía francesa detuvo ayer a Garikoitz y Eneko Pascual en la localidad de Bayona, en virtud de una euroorden española emitida contra ellos por presunta pertenencia a ETA, según han informado fuentes próximas a la investigación. Los dos hombres, que se encontraban en un vehículo, no iban armados y no se han resistido en el momento de su arresto.

Tras su detención, han sido trasladados a la comisaría de Bayona. Las euroórdenes les serán notificadas mañana por la Fiscalía del Tribunal de Apelación de Pau, que deberá decidir si ingresan en prisión a la espera de que la Corte se pronuncie sobre la petición española de entrega.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó ayer por la tarde que ambos se encontraban huidos desde marzo de 2007, cuando la Guardia Civil lanzó una operación contra el comando Urederra, al que presuntamente pertenecían, y sobre ellos pesaba una orden de detención internacional. Desde Jerez de la Frontera (Cádiz), el ministro del Interior ha confirmado que las detenciones de Garikoitz y Eneko Pascual se han producido "en cumplimiento de una orden internacional de busca dictada por la Audiencia Nacional".

La organización de apoyo a los presos etarras Askatasuna ha precisado, en un comunicado, que los dos hombres son primos y originarios de Hernani y que residen en Bayona. Eneko Pascual nació en 1981 y Garikoitz en 1976 en San Sebastián. El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno emitió el pasado octubre las euroordenes en su contra.

Pasado y presente

Garikoitz fue detenido por primer vez en marzo de 1999 por colaboración con el comando Donosti, en el marco de una operación policial contra los jefes de este grupo, entre quienes se encontraba José Javier Arizkuren, Kantauri, para quien la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido hoy 121 años de prisión por un ataque frustrado contra el cuartel de la Guardia Civil de Llodio (Alava) en 1985.

A Garikoitz se le juzgó en 2002 se le juzgó y quedó absuelto por el Tribunal Supremo de la condena a cinco años de prisión que le había impuesto la Audiencia Nacional, al rechazar el valor probatorio del testimonio de los policías que realizaron el atestado.

Los arrestos de Garikoitz y Eneko Pascual se han producido después de que el pasado 6 de febrero Francia detuviera a otros dos presuntos miembros de ETA, Jacques Morio y Jean-Noël Etcheverry, acusados de dar cobijo a miembros de la organización criminal.

Lo más visto en...

Top 50