Primera reunión de la comisión del 'caso Guateque'

Los sindicatos denuncian un grave atasco en la concesión de licencias municipales por la ausencia de personal y el miedo a ser inculpado en la trama

La junta de portavoces de la comisión del caso Guateque se reúne a las 17.00 para concretar las primeras solicitudes de comparecencia, siempre y cuando los grupos municipales hayan podido analizar los expedientes que constan en el sumario que están siendo instruidos por el juez Santiago Torres.

Más información
Investigado por ofrecer licencias el hijo de un imputado por el 'caso Guateque'

La de hoy será la primera reunión de la comisión una vez que quedara constituida a finales de enero. Los portavoces de los grupos son Miguel Ángel Villanueva (PP), David Lucas (PSOE) y Angel Pérez (IU). La comisión está presidida por Tomás Serrano (PP). La comisión está integrada por siete ediles, cuatro del PP (Tomás Serrano, Miguel Angel Villanueva, Carmen González y Patricia Lázaro), dos del PSOE (David Lucas y Pedro Sánchez) y uno de IU (Ángel Pérez). Las sesiones de la comisión serán abiertas, se celebrarán dos por semana, los lunes desde las 17.00 y los jueves a partir de las 16.00, se regirán por el voto ponderado, los concejales podrán ser sustituidos cuando sea necesario y se suspenderán durante los 15 días de la campaña electoral.

La comisión de investigación fue constituida el 31 de enero siguiendo el mandato plenario del 28 de noviembre, que dictaminó que sería convocada una vez levantado todo el secreto de sumario. La comisión por el caso Guateque nace para analizar la presunta trama de irregularidades en la tramitación de licencias en el Ayuntamiento de Madrid y establecer los mecanismos de control necesarios para evitar una nueva operación de estas características. El PSOE añadió que la comisión servirá también para depurar responsabilidades políticas. La instrucción judicial del caso Guateque seguirá en marcha en el Juzgado de Instrucción número 32 para investigar a los empresarios que participaron en la presunta trama de concesión irregular de licencias en el Ayuntamiento de Madrid.

Los sindicatos del Ayuntamiento aseguran que la concesión de licencias está sufriendo un importante atasco que está llevando a que obras menores como la instalación de ascensores se vean aplazadas hasta un año. La culpa la tienen la falta de personal, el miedo a ser inculpado y la ausencia de funcionarios claves de los departamentos de Medio Ambiente y Urbanismo retirados de sus funciones tras su imputación en la trama de corrupción de la operación Guateque.

Desde el Colegio de Gestores de Madrid, Santiago Lorenzo, asegura que en el Consistorio se está produciendo "un parón" en la concesión de autorizaciones. Lorenzo explica que el retraso, que afecta a todo tipo de documentos, se debe a la "psicosis de los funcionarios", que temen ser acusados de pertenecer a la presunta trama de corrupción, al tiempo que deben dedicar parte de su jornada laboral a buscar expedientes siguiendo el mandato del juzgado. Por su parte, el secretario de acción sindical de CC OO en el Consistorio, Fernando Recio, apunta que la concesión de permisos de obras y reforma "va a un

ritmo muy inferior al habitual", un hecho motivado por la "falta de plantilla, de técnicos que puedan agilizar los expedientes".

Por su parte, José María Hernández, de UGT, confirma que en los departamentos de concesión de licencias "siempre ha hecho falta más personal", una carencia que se paliaba con la intervención del funcionario, que reclamaba directamente al solicitante de la licencia los documentos necesarios que no habían sido entregados en un primer momento. Pero, tras el estallido de la operación Guateque, "nadie se atreve a hacer esto por miedo a que les acusen de agilizar expedientes". Ante esta situación "y para no pillarse los dedos" los funcionarios aplican el procedimiento administrativo "puro y duro". En el caso de que al expediente le falte algún documento, el procedimiento ordinario consiste en enviar al solicitante una carta reclamándole la información restante al mismo tiempo que se pone en marcha un expediente de reclamación, "un proceso que hace que la concesión de licencias se retrase bastante".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS