Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte de lo mínimo

La Fundación Juan March repasa las tendencias minimalistas en el arte del siglo XX

La Fundación Juan March repasa un siglo de arte minimalista, desde sus antecedentes en la abstracción hasta sus reelaboraciones contemporáneas en la exposición MAXImin. Tendencias de máxima minimización en el arte contemporáneo. Más de 100 obras de 82 artistas de los cuatro continentes reflejan la esencia de esta tendencia artística que busca la reducción y economía de los elementos expresivos. La muestra, inaugurada hoy, permanecerá abierta hasta el 25 de mayo.

Formada por piezas pertenecientes a la Colección de arte de Daimler AG (Stuttgart), tiene como objetivo presentar una historia metódicamente concentrada de las tendencias minimalistas del arte del último siglo en Europa, Estados Unidos, América Latina, Australia y Japón. La directora del Departamento de Arte de la Daimler Kunst Sammlung, Renate Wiehager, ha destacado la relevancia de esta exposición, que muestra por primera vez en España una selección de las tendencias minimalistas de los años 60 y 70. La colección Daimler, que nació en 1977, acoge más de 1.500 obras de unos 400 artistas pertenecientes a las corrientes y movimientos abstractos y constructivistas, conceptuales y minimalistas.

Según ha apuntado el director de la Fundación Juan March, Javier Gomá, el arte minimalista "muchas veces deshumanizado", es una de las grandes tendencia del arte abstracto, cuya premisa principal es también la máxima reducción formal. Entre las piezas que se exhiben, destacan un óleo de 1909 de Adolf Hölzel, figura tutelar de la "pequeña Bauhaus" de Stuttgart, hasta las más recientes, como las del artista neoyorquino Vincent Szarek (1973) o de la artista japonesa Are You Meaning Company (1973). Podrán verse también obras de Vantongerloo, Arp, Camille Graeser, Vordemberge-Gildewart, Richard Paul Lohse, Mathias Goeritz, Oli Sihvonen, Jesús Rafael Soto, François Morellet, Charlotte Posenenske, Elaine Sturtevant, Jeremy Moon, Robert Barry, Shusaku Arakawa, o Michael Heizer.

La muestra, también alberga un núcleo inicial dedicado a los orígenes de la abstracción en el sur de Alemania (con Adolf Hölzel y al Academia de Stuttgart) y a la Bauhaus (Josef Albers), en la que fueron profesores algunos de los más famosos alumnos de Hölzel (Max Ackermann, Willi Baumeister, Johannes Itten u Oskar Schlemmer). Se incluyen también ejemplos del arte concreto (Max Bill) y de precursores y contemporáneos del clásico minimal art americano, pertenecientes tanto a la Washington Color School (Kenneth Noland) como al Hard Edge Painting californiano (Karl Benjamin, Frederick Hammersley) o a la escena neoyorkina (Ilya Bolotowsky, Robert Ryman, Jo Baer o Sol LeWitt).

Acompaña a la muestra un catálogo-guía en gran formato con dos ediciones, en español y en inglés, que incluye textos de Renate Wiehager, directora de la Colección Daimler, además de textos -hasta ahora inéditos en español- de artistas como John M Armleder, Ilya Bolotowsky, Daniel Buren o Heinz Mack. Asimismo, contiene también notas sobre más de 80 artistas, comentarios de las obras expuestas, glosarios de términos y conceptos y una selección temática de bibliografía. Como ya es habitual, la Fundación Juan March organiza un ciclo de conciertos relacionados con la exposición, que se desarrollará los miércoles (13, 20 y 27 de febrero) y un ciclo de conferencias en torno al Minimalismo en las artes y en la música.

Fundación Juan March. Castelló 77. Entrada gratuita.