Las primarias dividen a Hollywood

Jack Nicholson apoya a Hillary Clinton mientras que Robert de Niro opta por Obama

Los políticos estadounidenses saben que es tan importante hacer una buena campaña electoral como rodearse de famosos que apoyen su carrera hacia la Casa Blanca. Hoy es la jornada más importante para los candidatos demócratas y republicanos, el conocido supermartes, donde también en Hollywood (California) se celebran primarias. Por ello, las estrellas más rezagadas (pero con más peso) se sumaron ayer a sus candidatos favoritos para brindarles su apoyo. Éste ha sido el caso de Jack Nicholson, que manifestó su deseo de ver a la demócrata Hillary Clinton como futura presidenta de Estados Unidos, o Robert de Niro, partidario de su rival directo, Barack Obama.

El último nombre a sumarse a la larga lista de famosos comprometidos públicamente con alguno de los políticos fue el actor Jack Nicholson. El oscarizado intérprete salió en defensa de Clinton, como ya lo hicieron anteriormente Barbra Streisand, Danny de Vito, Tom Hanks, Nicole Kidman, Reneé Zellweger, Eddie Vedder, Bruce Springsteen, Bono o el magnate dueño de Playboy Hugh Hefner, de cuyos nombres la ex primera dama espera lograr un empuje extra, en vista de los reñidos sondeos, que le otorgan un empate virtual con Obama.

Más información
George Clooney: "Voy a ser la Hillary Clinton de los Oscar"

El senador de Illinois también ha recibido su dosis de respaldo mediático, en gran parte gracias a las apariciones del actor Robert De Niro o la todopoderosa presentadora Oprah Winfrey. Asimismo, también forman parte de este grupo George Clooney, Matt Damon, Sharon Stone, Eva Longoria, Jennifer Aniston, Sean Penn, Halle Berry, George Clooney, Jamie Foxx, Tyra Banks, Alicia Keys, Will Smith o Susan Sarandon, entre otros.

En cuanto a aportaciones monetarias, se sabe que la campaña de Obama recibió 4.600 dólares de los bolsillos de Ben Affleck o los 2.300 de Ellen Barkin, actriz de Ocean's thirteen, mientras que a los fondos de Clinton contribuyeron personas como Glenn Close, con 2.300 dólares.

También hubo quienes repartieron su apoyo equitativamente entres los dos demócratas. Así, no optaron por ninguno de los dos precandidatos y simplemente defendieron a la formación de forma global Tobey Maguire, Ben Stiller, Rita Wilson, Paul Newman, Leonardo DiCaprio, Moby, Jessica Alba, Matt Damon, Michael Stipe (R.E.M.), Jennifer López o Brad Pitt.

Por otra parte, y aunque con menos cantidad y repercusión de rostros famosos, el Partido Republicano también cuenta con nombres conocidos entre sus simpatizantes. Y es que el gobernador de California y anterior actor, Arnold Scharzenneger, no es el único en haber pedido el voto, en su caso para John McCain. Al a priori favorito le secundan, por ejemplo, los actores Tom Selleck, Silvester Stallone o Rip Torn. Además, entre los simpatizantes republicanos figuran también Mel Gibson, Freddie Prinze Jr., Stephen Baldwin o Vince Vaughn.

También los candidatos que ya se han retirado de la carrera electoral contaban con apoyos desde distintos sectores de la cultura. El demócrata John Edwards, que tiró la toalla la semana pasada, contaba con apoyos de excepción de la talla de Kevin Bacon, Tim Robbins o el ciclista Lance Armstrong. Por su parte, el también retirado ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, que partía como uno de los grandes nombres en estas primarias, vio esfumadas sus aspiraciones y con ellas dejó a famosos como Adam Sandler, Kelsey Grammer (Frasier) o Robert Duvall sin su favorito.

Robert De Niro en un acto con el senador Barack Obama, que aspira a ser el candidato demócrata.
Robert De Niro en un acto con el senador Barack Obama, que aspira a ser el candidato demócrata.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS