Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos argentinos a los que se negó la entrada en El Prat demandan al Estado español

La pareja de bailarines aseguran que la policía les llamó "sudacas".- Los agentes responden que no reunían los requisitos para entrar en el país

Una pareja de bailarines argentinos ha presentado una demanda contra el Estado español ante un tribunal de la ciudad de Córdoba, la segunda en importancia de Argentina, por haber sido maltratados y discriminados cuando llegaron al aeropuerto de Barcelona, donde fueron retenidos durante 48 horas y expulsados del país. La Policía Nacional señaló ayer que la pareja incumplía algunos de los requisitos exigidos a los extranjeros para entrar en el país.

Walter y María Silva son bailarines del ballet oficial de la provincia de Córdoba, y en noviembre pasado habían viajado a Barcelona para asistir a la boda de un familiar, pero la policía no les permitió ingresar en el país y, según los demandantes, les llamaron "sudacas".

La Policía Nacional defendió ayer la decisión de expulsar a la pareja argentina, ya que incumplía algunos de los requisitos exigidos a los extranjeros para entrar en territorio nacional. Walter y María Silva ?no tenían alojamiento ni reserva hotelera, no disponían de carta de invitación y traían menos de 100 euros entre los dos?, explicaron ayer fuentes del cuerpo policial.

Los dos pasajeros explicaron a los agentes que habían sido invitados por el dueño de un restaurante para dar una sorpresa a un pariente que se casaba. Sin embargo, no conocían el nombre del novio ni donde era el restaurante. Por todo ello, se decidió expulsarles, aunque, también al contrario de lo que afirman, no estuvieron más de 24 en la sala de devoluciones del aeropuerto de El Prat.

La Ley de Extranjería establece que los extranjeros que desean entrar en España deben acreditar 60 euros por día y persona. Las mismas fuentes aseguraron que la pareja no recibió, en ningún caso, un trato discriminatorio, que fue asistida por una letrada y que permaneció retenida en el aeropuerto de El Prat ?menos de 24 horas?.

Piden una compesación de 320.000 euros

El abogado Alejandro Severín, que representa a la pareja, ha afirmado que presentó una demanda ante un tribunal federal de la provincia de Córdoba, en la que se pidió un resarcimiento de un millón y medio de pesos (unos 320.000 euros) "por discriminación y malos tratos".

En declaraciones a una emisora de radio, el letrado ha explicado que se realizó "una demanda penal en contra de los cuatro policías españoles que dependen de Migraciones, que tenemos identificados por número de placas, por el delito de discriminación".

"La justicia argentina es competente para hechos ocurridos en territorios del espacio internacional, porque ellos nunca ingresaron en España, y porque fueron privados de su libertad y de su documentación durante 48 horas y la recuperaron cuando aterrizaron en el aeropuerto de Córdoba", ha agregado Severín.