Lamela ordena a Metro que revise el caso de la mujer rechazada por haber padecido cáncer

El consejero pide que se le permita continuar el proceso de selección a la plaza de taquillera tras haber aprobado dos veces los primeros exámenes

El consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, ha ordenado hoy a Metro de Madrid que "en los próximos días" permita que la mujer rechazada como taquillera del suburbano por haber padecido cáncer de mama pueda continuar el proceso de acceso a la plaza "sin condicionar su buen fin a la anterior existencia de un proceso patológico de naturaleza presuntamente cancerígena". Tras aprobar dos veces el primer examen de acceso, María Rosa Gómez fue rechazada en el reconocimiento médico. Tras este examen médico, todavía deberá realizar un cursillo y superar tres pruebas más.

Más información

La denunciante se ha mostrado "muy agradecida" a todos los que la han apoyado -sindicatos, PSOE, asociaciones- y "contentísima" y "flotando" por haber ganado en su batalla contra la discriminación, informa Pilar Álvarez. Rosa Gómez ha añadido que lo que más feliz le hace es saber que "no volverá a pasar". Lamela ha comunicado esta petición al consejero delegado de Metro de Madrid, Ramón Aguirre, a través de una comunicación oficial en la que, además, solicita conocer "personalmente" el detalle de este caso. También da órdenes a la empresa para que su departamento de Recursos Humanos se entreviste personalmente con Rosa Gómez para explicarle que se va a revisar su expediente de acceso.

Ordena además que se le permita continuar con el proceso de selección. María Rosa aprobó el año pasado dos veces los primeros exámenes pero fue rechazada en el reconocimiento médico por haber padecido en 2005 un cáncer de mama que ha superado completamente. Sin embargo, el documento que recoge las condiciones de salud que debe que cumplir todo trabajador para acceder a un puesto en el suburbano excluye a las personas con esta enfermedad hasta pasados cinco años de su detección, ya que considera que puede reproducirse. Una vez logrado el visto bueno de los médicos, según explicó a esta web la propia afectada, todavía tiene por delante realizar un cursillo y aprobar tres exámenes.

Ni comparte ni respalda

Al margen de este caso concreto, en la misiva el responsable regional de Transportes reclama la revisión "de todos los perfiles y restricciones de acceso a puestos de trabajo" porque considera que este tipo de pautas "no deben de contemplarse para el acceso a ningún puesto de Metro de Madrid".

El consejero pide que se eliminen cláusulas como la que impidió a la denunciante ser taquillera "con la mayor brevedad posible, planteando, en su caso, los acuerdos y consensos que se requieran a nivel sindical para cambiar los vigentes a este aspecto" ya que la Consejería "no los comparte ni respalda". Así, subraya a este respecto que padecer o haber padecido un proceso patológico de naturaleza cancerígena no debe, con carácter general, suponer una restricción para el acceso a ningún puesto de trabajo de Metro de Madrid.

Finalmente, Lamela ha requerido a los responsables de la empresa que le hagan llegar el expediente de la mujer afectada "para su mejor conocimiento" y así poder trasladarle sus disculpas personales y las del Gobierno de Madrid "por la lamentable situación personal que Metro de Madrid le ha hecho padecer en cumplimiento de acuerdos", que, según manifiesta, Transportes "no comparte", por lo que se propone "revisar y cambiar".

Lo más visto en...

Top 50