Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE llega a Valladolid en su viaje inaugural

El presidente del Gobierno y la ministra de Fomento han inaugurado la línea que cubre Madrid - Valladolid.- El tren ha alcanzado una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora

Como estaba previsto, el tren S-102 ha llegado a las 11:25 horas en el viaje inaugural de la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como viajero.

El líder del Ejecutivo ha ido acompañado por la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el presidente del ente ADIF, que ha construido la línea, Antonio González, y el presidente de la operadora Renfe, José Salgueiro.

El viaje inaugural comenzaba su andadura en la estación de Chamartin de Madrid a las 10 de la mañana. El convoy ha sido despedido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital de España, Alberto Ruíz Gallardón.

Zapatero y sus acompañantes han ocupado un vagón del S-102 situado en la cola de la composición, integrada por dos cabezas tractoras y doce coches, uno de ellos cafetería, que tiene un total de 310 plazas, 115 de clase preferente y club y 195 de turista.

"Hoy hemos ganado tiempo al futuro, un futuro que debe ser incluyente y que debe alcanzar a todos los ciudadanos, a todos los grupos sociales y que haga justicia a todos los territorios", ha destacado Zapatero, en su intervención en la estación de Valladolid tras realizar el viaje inaugural del AVE. "Lo que más une a los españoles, lo que mejor vertebra y cohesiona el territorio es la construcción de infraestructuras de este tipo y la mejora de las comunicaciones", ha añadido.

Recuerdos para Aznar

El tren de la clase pato llegó a la nueva estación de Segovia-Guiomar, donde fue recibido por el titular de de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera del Partido Popular. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que "la historia de Segovia empieza de nuevo con la alta velocidad", después de inaugurar la nueva estación.

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, del PP, ha coincidido en considerar que "hoy puede ser un día trascendente" porque a alta velocidad llega a Segovia y Valladolid, aunque ha advertido que "de todos depende que no pase de largo, sino que se aproveche para crear riqueza y empleo".

Herrera ha tenido recuerdos para el anterior presidente del Gobierno, José María Aznar, con el que comenzaron las obras, y ha agradecido al Gobierno de Rodríguez Zapatero "la inteligencia y sabiduría de terminarlas".

Llegada a Valladolid

Después del acto de inauguración en Segovia, el tren reanudó su marcha a las 10.55 horas y llegó a las 11.25 a la estación de Valladolid-Campo Grande, donde se ha desarrollado el acto central de la puesta en servicio de la línea de alta velocidad, en una carpa montada en su recinto.

Durante el acto de inauguración en la capital castellanoleonesa, el presidente del Gobierno ha afirmado que "pronto" entrará en servicio la línea del AVE a Barcelona, "de la que podrán disfrutar plenamente los ciudadanos que, lógicamente, tienen ganas", dijo Zapatero, tras apuntar que servirá para vertebrar Cataluña con el conjunto de España.

Por su parte, el presidente de la junta de Castilla y León ha asegurado que "estamos ante un acontecimiento trascendental, de los que podemos recordar como históricos". Herrera ha vuelto a expresar su su agradecimiento "a la inteligencia del Gobierno de José María Aznar -que inició la construcción de la línea- y, sin reserva y ninguna limitación, al Gobierno que ha aplicado el principio básico de continuidad de las grandes obras".

Coincidiendo con el viaje inaugural, cerca de un centenar de personas se manifestaron en la estación de AVE de Valladolid, para exigir el soterramiento en su entrada a la capital vallisoletana.

La ciudad de Valladolid, con la llegada hoy a esta capital del Tren de Alta Velocidad, no sólo se incorpora de pleno a la red de altas prestaciones, sino que experimenta la segunda gran revolución ferroviaria en casi un siglo y medio desde que en 1860 recibió a un convoy por primera vez.

Fue el 8 de julio de 1860 cuando dos locomotoras, que arrastraban otros tantos coches donde viajaban las autoridades y 56 vagones cargados con material, arribaron hasta el primitivo edificio de la misma estación adonde hoy llegará en el denominado "Tren Pato" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin contar la parada de Segovia, el tren ha desarrollado una velocidad comercial de 193 kilómetros por hora, con máximas de 300 kilómetros por hora.