Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schumacher, taxista por un día

El piloto alemán pidió a un chófer que le dejara conducir porque llegaba tarde al aeropuerto

Llegar a tiempo al aeropuerto no es un problema si se sabe conducir como un piloto de Fórmula 1. Lo ha demostrado el piloto alemán Michael Schumacher, que recientemente protagonizó un curioso suceso. El ex piloto, siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, se dirigía en taxi al aeropuerto con su familia. Llegaba tarde así que, ni corto ni perezoso, pidió al piloto que le dejara ocupar su asiento y condujo velozmente al aeródromo, ante los ojos del sorprendido taxista. Ni que decir tiene que llegó a tiempo, informa el diario alemán Abendzeitung.

"Me encontré en el asiento del copiloto, fue increíble", ha explicado explicado Tuncer Yilmaz. "Hacía adelantamientos increíbles y superó las curvas a toda velocidad", ha dicho el taxista, que recibió una buena propina de Schumacher por dejarle ocupar su sitio.

La información ha sido confirmada a la agencia deportiva alemana SID y por la portavoz de la familia Schumacher, Sabine Kehm. Según ella, la familia se dirigía al aeródromo de Cobourg para adoptar un perro.