Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Funeral de Estado por la muerte de Fernando Trapero

El guardia civil fue tiroteado el pasado sábado por presuntos miembros de ETA en la localidad francesa de Capbreton.- Falleció el míercoles después de tres días en coma

Compañeros del guardia civil asesinado Fernando Trapero portan su féretro
Compañeros del guardia civil asesinado Fernando Trapero portan su féretro EFE

Los Reyes y los Príncipes de Asturias han presidido hoy el Funeral de Estado por el guardia civil Fernando Trapero al que también ha asistido el Presidente del Gobierno. Trapero fue tiroteado por presuntos etarras junto a su compañero Raúl Centeno a la salida de una cafetería de la localidad francesa de Capbreton el pasado sábado. Centeno falleció tras el atentado.

Trapero murió el pasado miércoles en el hospital de Bayona en el que permanecía en estado crítico desde el atentado. El funeral se ha oficiado en el colegio de guardias civiles Duque de Ahumada en Valdemoro (Madrid). El agente será enterrado en la localidad de El Tiemblo (Ávila). La Comunidad de Madrid otorgó a Trapero y Centeno la medalla al mérito ciudadano en su categoría de oro.

Al acto ha asistido una amplia representación del Gobierno, encabezada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, así como los presidentes del Congreso y del Senado, Manuel Marín y Javier Rojo, y del Tribunal Supremo y del Constitucinal, Francisco José Hernando y María Emilia Casas. Los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; de Defensa, José Antonio Alonso; y de Administraciones Públicas, Elena Salgado, también han estado presentes.

El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha recibido a las puertas del acuartelamiento a los asistentes, entre los que están representantes de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, incluida la Ertzaintza y los Mossos d'Esquadra, así como de la Policía francesa.

A la llegada al acto fúnebre, los Reyes y los Príncipes de Asturias han saludado a los padres, la novia y los hermanos de Fernando Trapero Blázquez, que estaban acompañados por los familiares de su compañero Raúl Centeno, el otro guardia civil asesinado en el atentado del pasado sábado. El féretro del agente, cubierto por la bandera de España, ha llegado a hombros de sus compañeros de unidad mientras la banda de la Guardia Civil tocaba la Marcha fúnebre de Chopin.

El ataúd con los restos mortales de Trapero ha quedado instalado en el centro del patio de cuartel del que fue alumno, flanqueado por seis guardias civiles vestidos con el traje de gran gala del instituto armado. Además de la representación gubernamental, han asistido al funeral, oficiado por el vicario general castrense Angel Cordero, los líderes del PP y de IU, Mariano Rajoy y Gaspar Llamazares, así como los portavoces parlamentarios del PSOE, Diego López Garrido, y del PP, Eduardo Zaplana.

También han asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón.

Los etarras detenidos ya son formalmente sospechosos de asesinato

La Fiscalía de París considera ya a Asier Bengoa y Saioa Sánchez, los dos etarras detenidos el miércoles en suelo francés, como sospechosos del asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero. Hasta ahora, ambos terroristas eran formalmente sospechosos tan sólo del intento de robo de un vehículo, pero las últimas pruebas efectuadas han llevado al Ministerio público francés a cambiar su condición.

La Fiscalía se basa sobre todo en el análisis de decenas de casquillos encontrados en ese coche para vincular a los dos etarras con el crimen de Capbreton, porque sus características son las mismas que las de los casquillos hallados en el vehículo donde fueron asesinados los agentes españoles.

Hasta el momento existían dos procedimientos diferentes, uno por el atentado y otro por el intento de robo de un coche en la zona de Périgueux; a los detenidos, que han admitido su pertenencia a la banda terroristas, se les implicaba directamente en el segundo. Ahora, no obstante, la Fiscalía ha optado por unir ambas investigaciones a la luz de las conclusiones de las pruebas aportadas por los expertos antiterroristas. Estos datos permitirán a la Fiscalía pedir el procesamiento de los dos etarras, por el asesinato de los agentes de la Guardia Civil, además de por posesión ilegal de armas y documentos falsos e intento de robo.

Más información