Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ve reducida a 2,3 puntos su ventaja sobre el PP, según el CIS

El paro es la principal preocupación de los ciudadanos mientras el terrorismo cae al cuarto lugar

El PSOE ganaría hoy las elecciones generales, pero el PP recorta diferencias. Esa es la principal conclusión que puede extraerse de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), elaborada entre los días 22 y 29 de octubre, y hecha pública hoy. En concreto, los socialistas lograrían el 39,7% de los votos, ocho décimas menos que en julio, cuando se publicó el último barómetro que incluía intención de voto. El PP, por su parte, sacaría el 37,4%, cuatro décimas más que antes del verano.

La diferencia entre ambos, 2,3 puntos, es mayor que hace un año, cuando sólo había 1,4 puntos de distancia, uno de los momentos de menor distancia de la legislatura. Sin embargo, es inferior a los 3 y 3,5 puntos registrados respectivamente en julio y abril del presente año. En lo que sí están más marcadas las diferencias es en la valoración de líderes políticos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mantiene como el mejor valorado con una nota de 4,92, seguido de Gaspar Llamazares (4,15), Josep Antoni Duran i Lleida (3,87) y Josu Jon Imaz (3,80). Mariano Rajoy, presidente del PP, es el quinto con 3,75 puntos.

El sondeo también revela que el paro es la principal preocupación de los españoles al ser citado por el 37,4% de los ciudadanos, que sitúan a la vivienda como el segundo problema, mientras que el terrorismo desciende del segundo al cuarto puesto. La preocupación por el desempleo, que en el anterior muestreo ocupaba el tercer lugar, aumenta 2,4 puntos, los mismos que desciende la vivienda.

El tercer puesto lo ocupa la inmigración, citado por el 32,5 por ciento de los encuestados, 3,3 puntos más que en el anterior barómetro (29,2%). En el caso del terrorismo, que antes preocupaba al 35,4% de los ciudadanos, ha bajado hasta el 31,6% y se sitúa en el cuarto lugar de la lista de problemas, puesto que no ocupaba desde mayo de 2007, antes de que ETA anunciara la ruptura de su tregua.

En cuanto a la situación económica, el 22,4% de los encuestados considera que es "buena" o "muy buena", con lo que empeora ligeramente, 0,6 décimas, la percepción respecto al mes de septiembre. Aumenta además el porcentaje de ciudadanos que opina que la situación es "mala" o "muy mala", al pasar del 29,5 al 32,2%. De cara al futuro, un 34,2 por ciento augura que será igual, frente a un 33,5 que opina que empeorará.

La situación política empeora

El CIS también ha preguntado por la situación política, que para el 37,3% es "mala" o "muy mala" (35,3 en el barómetro de septiembre), mientras que para el 17,1 por ciento es "buena" o "muy buena" (17,9 el mes anterior).

Dentro de un año los parámetros se mantienen similares a los de la anterior encuesta al considerar el 18,2 por ciento que la situación política estará peor, frente a un 14,8 por ciento que ve el futuro con optimismo (12,1 en septiembre) y un 36,1 por ciento que no prevé cambios.

Al ser preguntados por los problemas que más les afectan personalmente, los españoles citan, al igual que en el mes anterior, la vivienda como el principal de todos (27%) por delante de los problemas económicos (26,3%), el paro (19%) y las preocupaciones por la calidad del empleo (14,1 por ciento).

Para elaborar esta encuesta el CIS entrevistó a 2.493 personas de 238 municipios y 50 provincias entre el 22 y el 29 de octubre.