Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido y tres heridos en una protesta estudiantil en Madrid

Unos 700 jóvenes se manifiestan para condenar el asesinato del joven antifascista.- El Sindicato de Estudiantes celebra nuevas concentraciones en otras 20 ciudades del país

Agentes antidisturbios han cargado a primera hora de la tarde contra unos 40 radicales que intentaban reventar una manifestación que el Sindicato de Estudiantes (SE) ha celebrado en Madrid para condenar el asesinato del joven de 16 años en la estación de metro de Legapzi. Al inicio de la marcha, que ha partido al mediodía desde la plaza del mismo nombre, este grupo de violentos ya había protagonizado un conato de enfrentamiento, pero ha sido al final del recorrido, a la altura del Museo Reina Sofía, cuando la policía ha reprimido a los violentos. Tres personas -dos policías y un joven- ha resultado heridos. Otro manifestante ha sido detenido por los altercados.

Tras la carga policial, entre 100 y 120 agentes custodian la plaza del Museo Reina Sofía, a la espera de que se disuelva la concentración, que en teoría ya ha terminado con la lectura de un manifiesto por parte de una alumna del instituto público Tirso de Molina y del secretario general del SE. En el manifiesto en recuerdo del chico asesinado, Carlos, también se ha pedido la ilegalización de los partidos xenófobos y racistas.

La marcha, que ha concentrado a 700 jóvenes según la Policía, había partido al mediodía precisamente de la plaza de Legazpi, donde unos 40 exaltados han tratado de reventar el acto. Policías antidisturbios les han impedido mezclarse con los participantes en la marcha. Tras este conato de enfrentamiento entre los radicales y miembros del sindicato, los agentes los han colocado al final de la manifestación y los han escoltado en todo momento. Al parecer, este grupo está en contra del SE, al que acusan de intentar sacarle provecho a la muerte de este antifascista.

Repercusión en todo el país

Estos jóvenes antifascistas portan una pancarta en la que puede leerse "Dejad de aprovecharos de la muerte de Carlos" y han entonado cantos como "Sindicato de estudiantes, Sindicato de mangantes", y "Sindicato de Estudiantes, sindicato amarillo es". Tras discurrir por el paseo de Delicias, la manifestación ha llegado al museo, donde los violentos, que portaban insignas anarquistas y antisistema, han desplegado la pancarta y han comenzado a pegarse con los manifestantes. Los agentes han intervenido con porras para separarlos y se han producido carreras. Algunos manifestantes han tirado botellas contra la Policía.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía y de Emergencias Madrid, uno de los dos agentes heridos, al que le han lanzado un ladrillo, ha tenido que ser trasladado al hospital por una posible luxación en el hombro y su pronóstico es reservado. Su compañero ha sido atendido por contusiones leves, y el manifestante, de 23 años, presentaba una afección leve en el oído derecho por el impacto de un petardo que estalló cerca de él. A la movilización se ha sumado el líder de IU, Gaspar Llamazares. También han contado con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Francisco Giner de los Ríos, los sindicatos STES, FETE-UGT y CC OO, las asociaciones de vecinos de Vallecas y otros colectivos y organizaciones.

Además de esta marcha, el SE ha convocado para hoy una huelga general de estudiantes en todo el país -en Madrid, el sindicato ha cifrado su seguimiento en un 90%- y más de 20 manifestaciones en distintas localidades, como Sevilla, Málaga, Granada, Vigo, Santiago y Gijón. La más numerosa tras Madrid ha sido la de Barcelona, donde 600 estudiantes, según la Guardia Urbana, y más de 2.000, según los organizadores, se han manifestado sin incidentes. En Granada, se ha congregado a 50 estudiantes, mientras que en Valencia han sido entre 350 estudiantes, según la Policía Local, y unos 700, según fuentes de la organización.

'No' a la manifestación del sábado

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado hoy el recurso presentado por la

Coordinadora Antifascista para solicitar que se autorice la manifestación convocada por esta entidad para el próximo sábado, al entender que ésta podría ocasionar una alteración del orden público.

En su sentencia, el TSJM argumenta que, en caso de celebrarse el acto, podría ponerse en peligro

la vida, la integridad física de las personas y la seguridad de los bienes. El tribunal alega además que "la tensión entre grupos radicales de diversa ideología" tras el asesinato del joven antifascista impone unas circunstancias especiales al derecho de reunión, dado el peligro fundado de que se repitan actos similares.

Más información