Agresión en Las Rozas al grito de ¡Viva España!

Un colombiano denuncia que cinco jóvenes le apalearon el domingo en el centro de la localidad

Jaime S.R., un colombiano de 56 años, ha denunciado ante la Guardia Civil que cinco jóvenes españoles le apalearon y atropellaron la madrugada del domingo en el centro de la localidad madrileña de Las Rozas, según informa la Cadena SER. Los agresores gritaban "Viva España" al tiempo que le lanzaban improperios racistas. A pesar de los golpes recibidos, no presenta lesiones graves, pero sí un brazo roto, la boca reventada y contusiones por todo el cuerpo.

Los hechos ocurrieron a las cuatro de la madrugada del sábado al domingo en la céntrica Plaza de Madrid. Jaime regresaba de cenar junto a su mujer, Yolanda, y un grupo de amigos. Caminaba el último del grupo y algo retirado cuando un grupo de cinco jóvenes le atacó. Los agresores, que gritaban "Viva España", le golpearon y cuando su mujer les gritó alarmada, huyeron en un Seat ibiza azul, no sin antes golpear a Jaime con el parachoques. La víctima fue hospitaliza y dada de alta posteriormente.

En el lugar de los hechos se personó la Policía Local y efectivos del SUMMA, cuyos facultativos "no detectaron heridas que revistieran gravedad", por lo que la víctima "se fue por su propio pie a casa". Fuentes municipales han explicado que, tras sufrir la agresión, Jaime S.R. "no presentó denuncia ni hizo alusión" a que sus atacantes profirieran "gritos racistas".

Ningún problema en ocho años

En declaraciones a la SER, la mujer del agredido ha asegurado que, pese a ser dado de alta en el lugar, Jaime S.R. tuvo que ser trasladado después al Hospital Puerta de Hierro, donde permaneció ingresado desde las cinco de la mañana hasta las ocho de la tarde del domingo. "Le han roto el brazo, tiene la boca reventada y contusiones por todo el cuerpo. Le duele mucho el pecho", ha agregado.

Yolanda ha descartado que el motivo de la agresión fuera el robo, pues "no le quitaron nada". Así, ha dicho que "lo único" que echaron en falta fue el móvil, que "seguro que se le perdió cuando cayó al suelo". "Son personas que no nos quieren a nosotros los colombianos", ha afirmado, en alusión a los agresores, la mujer de la víctima, quien ha avanzado su intención de acudir en breve a la Guardia Civil para denunciar los hechos.

Además, se ha mostrado extrañada de este episodio violento. Lleva viviendo en España ocho años y su marido, siete, y nunca hasta ahora habían tenido "ningún problema". "Estamos a gusto. Hay personas muy amables que nos han brindado su apoyo", ha agregado. Sobre el asunto, un portavoz municipal ha indicado: "En el atestado no hay alusión a los gritos racistas ni a si el atropello fue intencionado o accidental, por lo que el Ayuntaiento no emitirá ningún comunicado de condena hasta que el agredido presente una denuncia".

Lo más visto en...

Top 50