Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro marroquí califica de "provocación" la visita de los Reyes a Ceuta

Don Juan Carlos y doña Sofía acuden mañana a Melilla, también reclamada por Marruecos

El primer ministro marroquí, Abás El Fassi, ha calificado hoy la visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla de "provocación" hacia Marruecos. En una intervención ante las dos cámaras del Parlamento reunidas en sesión extraordinaria en Rabat, El Fassi ha insistido en el "rechazo" de su Gobierno hacia una visita que consideran "inoportuna" y ha advertido sobre las consecuencias que la visita real puede tener sobre las relaciones entre ambos países. Con todo, el primer ministro ha abogado por alcanzar "una solución a este problema y respetar los intereses de todas las partes. Ésta es la filosofía".

"España debe comprender que el tiempo del colonialismo terminó, e irrevocablemente", ha afirmado el primer ministro marroquí durante la sesión plenaria, dedicada exclusivamente a la visita de los Reyes de España a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. "Hay líneas rojas que no se pueden transgredir, que conciernen a la integridad territorial de Marruecos", ha comentado en su intervención, añadiendo que, con la visita real, España "no ha respetado el Tratado de Amistad, Cooperación y Buena Vecindad" entre ambos países.

Asimismo, el primer ministro ha asegurado que la visita "hiere los sentimientos del conjunto del pueblo marroquí", agregando que "no cambiará la realidad, que se centra en la pertenencia histórica, geográfica y jurídica de las dos ciudades y de las islas mediterráneas a Marruecos", así como "el derecho inalienable, legítimo e indiscutible de Marruecos a recuperar sus tierras".

"Ceuta y Melilla forman parte integrante del territorio nacional [marroquí] y su recuperación se hará mediante negociaciones directas, como ocurrió con Tarfaya, Sidi Ifni y el Sahara marroquí", ha recalcado El Fassi, líder del partido nacionalista Istiqlal. "El reino de Marruecos ha actuado siempre de forma que la recuperación de los territorios ocupados por España se haga de manera pacífica", ha insistido.

El primer ministro de Marruecos, no obstante, ha advertido de que la visita del rey Juan Carlos a las ciudades autónomas puede "influir en las relaciones entre los dos países y en la seguridad y estabilidad en la región mediterránea".

Protesta de los diputados de Exteriores

El Fassi ha anunciado, además, que todos los 5 de noviembre se enseñará en los centros escolares marroquíes la historia de Ceuta, Melilla y "el resto de islas ocupadas", en referencia a las islas Chafarinas.

Antes de la inauguración de esta sesión, un grupo de diputados ha entregado en la Embajada de España en Rabat, Luis Planas, una carta dirigida al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que expresan su rechazo a la visita real a las dos ciudades autónomas españolas. Un portavoz de los diputados, que pertenecen a la Comisión de Asuntos Exteriores, Defensa y Asuntos Islámicos, ha declarado en la misiva se plantea, además, "la posible revisión de todo lo que afecta a las relaciones hispano-marroquíes e incluso a nuestras relaciones con la Unión Europea".

Don Juan Carlos y doña Sofía han visitado este lunes, por primera vez en sus 32 años de reinado, la ciudad autónoma de Ceuta, y mañana martes tienen previsto acudir a Melilla. Marruecos reivindica la soberanía de ambas ciudades autónomas españolas, situadas en el norte de África.

El Parlamento marroquí pide "un diálogo serio y responsable" con España

La declaración aprobada finalmente por el Parlamento marroquí en la sesión extraordinaria celebrada este lunes a propósito de la visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla pide a España entablar "un diálogo serio y responsable" sobre "la ocupación" de territorios de Marruecos.

"La Cámara de Representantes pide la apertura de un diálogo serio y responsable con España para pasar definitivamente la página de la ocupación colonial de territorios marroquíes", reza el texto, que también pide utilizar "el camino de la diplomacia, del diálogo y de la concertación".

"Este diálogo debe desarrollarse sobre la base de la cooperación, del respeto mutuo entre los dos países vecinos y amigos", resalta la declaración.

Más información