El Congreso aprueba el cheque-bebé

El proyecto de ley regula una ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción pero no amplía su aplicación a todo 2007

El Congreso ha aprobado hoy el proyecto de ley que regulará una ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción de hijo, pese a las críticas casi unánimes de los grupos parlamentarios que lo consideran una maniobra electoral, que aparca una política global de apoyo a la familia y además no adelanta su aplicación a 1 enero en vez de julio. El proyecto de ley ha contado con 177 votos a favor y 116 abstenciones, todas ellas del PP.

Durante la defensa de la iniciativa en el hemiciclo, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha subrayado que es la primera prestación universal dirigida a las familias sin "ningún tipo de condicionamiento" (fiscal o contributivo, y ha expresado su convicción de que el nuevo derecho aumentará la tasa de natalidad en España.

En su intervención, seguida por la del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y otros miembros del Gabinete, Caldera ha argumentado que aparte de la prestación de 2.500 euros, el proyecto abre el camino para la universalización de las escuelas infantiles en el tramo de 0 a 3 años.

La iniciativa se ha tramitado por vía de urgencia y por lectura única en la Cámara Baja, un procedimiento que ha sido criticado por la mayoría de los portavoces parlamentarios, por lo que no se debatirá en la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso, sino que pasa directamente al Senado.

Está previsto que el cobro de esta prestación se produzca antes de final de año y los beneficiarios serán aquellos padres que hayan adoptado o tenido su hijo desde el 1 de julio pasado.

Previamente a la votación de las enmiendas parciales a la iniciativa legislativa, el PP ha presentado un texto alternativo que ha sido rechazado por 178 votos en contra y 111 a favor Sólo CiU y el PP se han abstenido en la votación de conjunto del proyecto, mientras el resto de grupos lo han respaldado, pero han criticado tanto la forma de tramitarlo y anunciarlo como por el contenido del mismo, a su juicio muy insuficiente, a excepción del grupo socialista.

También ha habido acusaciones reiteradas al Gobierno de hacer electoralismo con esta medida al final de la legislatura, y posturas contrarias como las de BNG, PNV e IU-ICV a que las ayudas sean universales sin tener en cuenta la renta de los núcleos familiares.

El diputado del PP Miguel Borrachina ha calificado la ayuda como una "aguinaldo navideño" que pretende hacer olvidar a la sociedad española "el fracaso" de las políticas de familia del PSOE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS