Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba el envío de 52 instructores militares a Afganistán

Alonso mantiene el "compromiso" de la presencia española en el país y descarta un calendario de retirada

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados ha aprobado por 34 votos a favor y el único voto en contra de IU-ICV, el despliegue de 52 instructores militares que se encargarán de adiestrar a dos batallones del Ejército Nacional Afgano en Herat con un coste de 200.000 euros mensuales más una inversión inicial de 200.000 euros para infraestructuras.

En su comparecencia ante la citada comisión de la Cámara baja, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha explicado que la misión tiene una duración estimada de unos nueve meses y que los dos Equipos Operativos de Instrucción y Enlace españoles formarán sendas unidades logística y de servicios de base de la primera Brigada del 207 Cuerpo del Ejército Nacional Afgano, con base en Camp Stone, a unos 15 kilómetros al sur de la base española de Herat, capital de la provincia homónima, en el oeste del país.

El grupo incluirá instructores, enlaces sanitarios y efectivos encargados de movilidad y transporte y se incorporará a zona de operaciones "en fechas muy próximas", "en muy pocos días". La misión, ha explicado el ministro, tendrá una duración mínima de nueve meses con otros tres meses para consolidar el entrenamiento y se realizarán los correspondientes relevos.

La comparecencia del ministro comenzó con el recuerdo a los militares fallecidos ayer y ha afirmado que España mantiene su compromiso con la misión ISAF de la OTAN, y el resto de las operaciones en el exterior.

Alonso ha solicitado el envío de 52 militares a Afganistán, algo que estaba ya prevista antes de que un artefacto explosivo acabara ayer con la muerte de dos soldados destinados al país asiático. El ministro ha destacado que España está en Afganistán para resolver la "ecuación, seguridad para la reconstrucción".

El titular de Defensa ha iniciado su intervención expresando su dolor por los soldados fallecidos a consecuencia de la "intolerancia" y la "barbarie", y ha mostrado su solidaridad con las Fuerzas Armadas, la Brigada Paracaidista (unidad a la que pertenecían los dos soldados fallecidos) y las familias de las víctimas.

En una entrevista previa a Telecinco, Alonso confirmó que ayer fue hallado un cable de 62 metros en la zona en la que el vehículo español BMR fue atacado, pero aseguró que se sigue investigando si el explosivo fue activado a través de este cable o, por el contrario, estalló por la presión del vehículo.

Acusaciones del PP

El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Defensa, Fernando López-Amor, ha reclamado al Gobierno "un reconocimiento explícito" de que las tropas españolas están en Afganistán en una guerra y ha exigido que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, acuda al Parlamento para pedir de nuevo la autorización parlamentaria para la citada operación porque sus cometidos actuales "sobrepasan lo autorizado" por la Cámara.

López-Amor, ha acusado al ministro de hacer "un relato absolutamente aséptico con el que ni sabemos para qué están en Afganistán ni el plazo de retorno, si es que lo tienen", antes de señalar que las tropas españolas están en el país asiático "en una guerra".

El portavoz popular ha reclamado a Alonso que el Gobierno diga "la verdad" sobre la misión en Afganistán y le ha reprochado que "con dos cadáveres sobre la mesa" no haya proporcionado a la Comisión de Defensa de la Cámara baja "una información adecuada".

El ministro de defensa, ha recordado que España está en Afganistán bajo mandato de la ONU y con la autorización parlamentaria, pero ha reconocido que existen "altos riesgos" en el país. "Estamos para promover la esperanza y la estabilidad, con el compromiso humanitario de reconstrucción y mantener la seguridad" ha reiterado el ministro.

Alonso ha hecho un repaso a las misiones españolas en el extranjero, subrayando que el Gobierno y la sociedad española están "convencidos" y "orgullosos" de la labor de las tropas españolas en el exterior. El ministro ha repasado el resto de las misiones en el exterior, en Bosnia, Kosovo y Líbano. Según ha concretado Alonso, a día de hoy están desplegados en el exterior un total de 2.575 efectivos.