Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el presunto asesino de la joven cosida a puñaladas en un descampado

Los vecinos aseguran que había sido novio de la chica, con la que quería volver pero ella se negaba

El supuesto asesino de la joven Mónica T.G., a quien ha cosido esta mañana a puñaladas cuando paseaba a sus perros en un descampado del distrito madrileño de Fuencarral, ha sido detenido minutos antes de las 18.30 horas en una calle próxima al lugar del crimen, informan fuentes de la investigación. Se llama David y tiene unos 30 años. Al parecer, se trata de un caso de violencia machista. Los vecinos aseguran que ambos, que vivían apenas a unos metros de distancia, habían sido novios y que él quería retomar la relación, a lo que ella se negaba.

El suceso se ha producido a las 11.30 horas en un solar situado a la altura del número 10 de la calle Isla Graciosa, en el barrio del Pilar (distrito de Fuencarral). Una unidad del Samur ha acudido a auxiliar a la víctima, española y de 27 años, que presentaba varias puñaladas en la espalda, el tórax y el abdomen. Los facultativos no han podido hacer nada por salvarle la vida ya que, según Emergencias Madrid, la mujer ha fallecido casi al instante debido a las múltiples puñaladas y a la gran cantidad de sangre que había perdido.

En el momento de la agresión, la joven estaba paseando a sus dos perros, ambos de raza pitt-bull, por el descampado. Según ha declarado una testigo, la chica había mantenido minutos antes una fuerte discusión con su asesino, que también paseaba a sus perros. Tras apuñalarla por la espalda, Mónica se ha desplomado y sus animales han atacado al agresor, al que han herido.

Un reguero de sangre

El hombre, identificado por los vecinos por el nombre de David, de unos 30 años, ha salido corriendo hasta su casa -él vive en el número 12 de la calle islas Bermudas, ella en el 3- perseguido por los perros. Horas después, aún se puede ver el rastro de su sangre desde el lugar de los hechos hasta su vivienda, donde se ha cambiado de ropa y, al parecer, ha salido a la calle de nuevo.

El presunto agresor no ha sido detenido hasta la tarde, aunque la Policía Nacional, que se ocupa del caso, ha dicho desde el primer momento que lo tenía"localizado". Los psicólogos del Samur han atendido a los familiares de la víctima, ya que "se encuentran muy afectados".

Algunos familiares y amigos de la víctima han protagonizado altercados. Agolpados a las puertas del bloque donde supuestamente fue a refugiarse el agresor, en el número 12 de Islas Bermudas, han intentado superar el cordón policial y han abierto un furgón policial pensando que el asesino estaba dentro. Una agente ha resultado herida leve en la refriega.