Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desembarcan en Malta 13 inmigrantes náufragos rescatados por un crucero español

El mismo barco, que había localizado poco antes una embarcación ocupada por 225 indocumentados, avista varios cadáveres

Los trece inmigrantes, procedentes de Eritrea, que se encontraban a bordo del crucero Jules Verne han desembarcado esta noche, pasadas las 22.00, en el puerto de La Valeta, Malta, después de que el buque recibiera el permiso de las autoridades maltesas, según han informado fuentes de la embajada española en el país mediterráneo.

Las mismas fuentes han precisado que en total fueron 14 los inmigrantes rescatados la madrugada del viernes por el barco, pero una mujer tuvo que ser evacuada antes de llegar a puerto debido a que presentaba signos de hipotermia. Se desconoce el número de sin papeles que han perdido la vida, después de que el crucero hubiese avistado varios cadáveres flotando en el agua, según fuentes consultadas por EL PAÍS.

El barco español, que realizaba un crucero por el Mediterráneo, localizó la pasada madrugada a 27 inmigrantes que habían naufragado a unas ochenta millas de Malta. Horas antes, el mismo barco interceptaba una embarcación ocupada por 225 indocumentados. Ante la imposibilidad de rescatarlos, el crucero custodió la barquilla hasta la llegada de una patrullera de Malta.

El Jules Verne, perteneciente a la compañía Vision Cruises, en el que 470 pasajeros españoles realizaban el crucero Perlas del Mediterráneo -que incluye escalas en ciudades como Túnez, Trípoli, Malta, Cagliari, Barcelona o Alicante-, localizó la patera con los 225 inmigrantes, entre los que figuraban varios menores, sobre las dos de la pasada madrugada en aguas de Malta y dio aviso a las autoridades de ese país ante la imposibilidad de subir a bordo a los ocupantes de la embarcación. No obstante, se quedó custodiando la patera para "protegerla de las inclemencias del mar o de otras circunstancias" hasta que llegó una patrullera maltesa, de acuerdo con las citadas fuentes.

Dos horas después de que las autoridades de Malta se hicieran cargo del rescate, el Jules Verne se topaba con otra triste sorpresa, al avistar a 27 inmigrantes flotando en el agua, a unas 80 millas de Malta. El barco dio aviso a las autoridades del país europeo, que enviaron a la zona cuatro helicópteros y dos patrulleras, logrando salvar a 12 inmigrantes. La tripulación del Jules Verne montó un hospital de campaña en cubierta para atender a los naúfragos, ya que presentaban "signos evidentes de cansancio y deshidratación", según las fuentes.

Tras varias horas de espera, con el crucero español atracado en la costa maltesa, las autoridades maltesas autorizaron, en torno a las seis de la tarde, el desembarco en su territorio de los inmigrantes rescatados.

"Ningún problema"

"No nos han puesto ningún problema las autoridades maltesas, que han aceptado a los inmigrantes al considerar que estaban en sus aguas territoriales en el momento del rescate", han indicado fuentes diplomáticas. El crucero parte esta madrugada hacia Barcelona, después de permanecer desde las 21.10 atracado en el puerto maltés. El buque se ha visto obligado ha modificar su itinerario, debido al tiempo empleado en el rescate de los inmigrantes y su posterior traslado a puerto, por lo que ya no hará escala en Italia, tal y como estaba previsto.

Debido a que la mayoría de la tripulación del barco y parte del pasaje es española, la embajadora de España en Malta, Marta Vilardell, se mantiene "en contacto permanente" con las autoridades maltesas para seguir la evolución de los acontecimientos, según las mismas fuentes.

Desde ayer se buscaba a dos embarcaciones que habían salido del norte de África rumbo a Malta, una de las cuales pudo haber naufragado. Se da la circunstancia de que hace dos días se retiraron de la zona los efectivos de la agencia europea para el control de fronteras externas, Frontex, por razones presupuestarias.