Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La foto de familia real en Marivent incluye por primera vez a la infanta Sofía

La segunda hija de los Príncipes de Asturias, de tres meses, ha posado en la tradicional imagen de verano

La familia real al completo ha posado para los periodistas gráficos en el Palacio de Marivent de Palma, una tradicional imagen del verano que por primera vez ha incluido a la Infanta Sofía, la segunda hija de los Príncipes de Asturias nacida el pasado 29 de abril.

Durante más de 30 años, los Reyes han pasado el verano en Mallorca, en el Palacio de Marivent, donde permanecerán hasta final del mes de agosto.

Pasadas las 19:00 horas, Don Juan Carlos y Doña Sofía han bajado las escaleras de la entrada principal de su residencia en Palma acompañados de sus nietos varones mayores: Felipe Juan Froilán, hijo de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, y Juan y Pablo, hijos de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. A continuación, Don Felipe, con Leonor, su hija mayor, en brazos, y Doña Letizia con la Infanta Sofía, se han unido a los Reyes. Después se han incorporado al grupo los Duques de Lugo y los de Palma.

La infanta Sofía, despierta y tranquila

Doña Cristina llevaba en brazos a su hija menor, Irene, que lloraba ante la presencia de tantas cámaras.

Durante los primeros minutos, Doña Letizia se ha situado entre su esposo y Don Juan Carlos, que tenía a su izquierda a la Reina y a sus dos hijas. Los esposos de las infantas se han ubicado detrás.

Miguel Urdangarín, de cinco años, se ha despistado y por un momento se ha situado en el extremo de la izquierda, casi detrás del Príncipe y fuera de la vista de algunos medios de comunicación. Corriendo se ha unido a su madre, la Infanta Cristina.

Don Juan Carlos ha posado con su nieto Juan delante, mientras que Pablo y Felipe Juan Froilán lo hacían con su abuela, la Reina. Victoria Eugenia se han instalado junto a su madre, la Infanta Elena.

El hijo mayor de la Duquesa de Lugo ha posado muy serio, sin moverse y con los brazos cruzados, gesto que apenas ha cambiado mientras la Reina se ha inclinado para hablarle.

El grupo se ha roto cuando Pablo y Miguel lo abandonaron llevando a su hermana Irene de la mano, llorando, hacia una parte del jardín donde están los perros, algunos cachorros. Les siguieron los hijos de Doña Elena con Leonor de la mano.

Mientras, el Rey conversaba con los Príncipes de Asturias y miraba a la Infanta Sofía, en brazos de su madre, que estaba despierta y tranquila.

Los Reyes llegaron a Palma el pasado 18 de julio para pasar unos días en los que combinan las tareas institucionales con las actividades deportivas, en especial las náuticas. El 27 de julio se incorporaron los Príncipes de Asturias y los Duques de Palma y hasta el día 2 no llegaron los Duques de Lugo.