Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid consume hasta 20 veces más energía de la que produce

La delegada del Gobierno pide "más sensibilidad y solidaridad" a Comunidad y ayuntamientos para evitar que se produzcan apagones durante el verano

La delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, ha pedido hoy al Ejecutivo regional y a los ayuntamientos de la Comunidad "mucha más sensibilidad, implicación y solidaridad" para evitar los apagones eléctricos en verano, ya que Madrid demanda el 11,4% del total de energía nacional cuando sólo produce el 0,49%, lo que hace imprescindible transportar la energía eléctrica desde los centros de generación a los distribuidores.

Durante su visita al Centro de Control de Red Eléctrica de España (REE) en Alcobendas, Mestre ha subrayado que existe "un gran desequilibrio" entre la energía eléctrica consumida y la generada en la Comunidad de Madrid, y ha apostado por "producir más", para lo cual ha demandado "sensibilidad y colaboración a la Administración regional y los gobiernos municipales".

Mestre ha querido recordar que el año pasado se produjeron dos apagones en Madrid durante el verano y ha destacado la importancia de evitarlos, especialmente los "importantes, aquellos que tienen una gran repercusión tanto por el número de ciudadanos afectados como por las consecuencias en campos vitales como el tráfico o la seguridad ciudadana". Para eliminar esta posibilidad, la delegada ha notificado que ya se han destinado 7,5 millones de euros a Madrid.

Los apagones

La demanda madrileña de energía en 2006 fue de 30.598 GW, mientras que la producción llegó a 1.330 GW y, además, sufrió un incremento del 2,9% con respecto al año anterior. Además, la puesta en marcha de las instalaciones de Morata de Tajuña, donde las expropiaciones de terreno necesarias para construir la central térmica "tuvieron que ir a Consejo de Ministros", ha ralentizado "mucho todo el proceso", según Mestre.

El Gobierno "ha gastado 500 millones de euros en mejorar estas infraestructuras", más otros 90 millones de euros anuales en "resolver problemas puntuales en toda España", de modo que "si nos coordinamos todos, este verano no debería haber problemas", ha concluido Mestre.