Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cayuco con 139 inmigrantes llega a Santa Cruz de Tenerife

Una mujer ha abortado en otra patera cuando se dirigía a Fuerteventura

Santa Cruz de Tenerife / Las Palmas de Gran Canaria

Un cayuco con 139 inmigrantes ha llegado hoy al puerto de Santa Cruz de Tenerife remolcado por una embarcación de Salvamento Marítimo, que lo había localizado a unas 30 millas del litoral, a la altura del municipio de Güímar. En otra embarcación en aguas próximas a Fuerteventura, una inmigrante embarazada de unos tres o cuatro meses ha abortado, según han informado fuentes de Cruz Roja.

Los inmigrantes llegados a Santa Cruz de Tenerife son todos varones africanos, están en aparente buen estado de salud y entre ellos hay nueve menores, ha informado el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, que presenció el desembarco en el puerto. A su llegada a puerto, a donde han llegado escoltados por la patrullera "Río Palma" de la Guardia Civil, los inmigrantes fueron atendidos por voluntarios de Cruz Roja en una carpa instalada al efecto, en donde recibieron ropa limpia, agua y alimentos.

Según las primeras declaraciones de los inmigrantes, partieron hace trece días de la zona de Casamans, al sur de Senegal, cerca de la frontera con Guinea Bissau, ha explicado Segura. El cayuco, construido en madera, tiene unos treinta metros de eslora y venía equipado con dos motores, uno de sesenta caballos y otro de cuarenta, además de un GPS y un compás marítimo. Segura ha indicado que los inmigrantes serán trasladados a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía y, tras ser puestos a disposición judicial, pasarán a uno de los centros de retención de inmigrantes.

Aborto en una patera

Una inmigrante embarazada de unos tres o cuatro meses ha abortado en una patera en aguas próximas a Fuerteventura, en la que viajaban otros 35 inmigrantes, según han informado fuentes de Cruz Roja, que indicaron que otra embarcación llegó ayer a Gran Canaria con 15 magrebíes. La mujer abortó durante la travesía y el feto fue arrojado al mar, indicaron las fuentes, que señalaron que el mismo relato fue corroborado por las otras dos mujeres que viajaban en la patera, una de ellas menor, de unos 14 años.

La inmigrante, que sufría una hemorragia vaginal cuando fue atendida por los efectivos de Cruz Roja a su llegada al puerto de Gran Tarajal (Fuerteventura), ha sido trasladada primero al centro de salud de la citada localidad y posteriormente al Hospital General de la isla, donde permanece en estado estable, señalaron fuentes del centro.

Miembros de la Cruz Roja han prestado atención sanitaria a otros cuatro ocupantes de la patera, dos de los cuales también fueron enviados al centro de salud. Los 36 inmigrantes fueron localizados por un avión de Salvamento Marítimo y la embarcación "Salvamar Mizar", después de que uno de los ocupantes de la patera alertara a los servicios de emergencia a través de un teléfono móvil.

En cuanto a los quince magrebíes que llegaron ayer a la playa del Cabrón, en el municipio grancanario de Agüimes, se ha detenido a siete, seis menores y un adulto, que ha sido trasladados a las dependencias de extranjería de la Policía Nacional en Telde. Efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil tratan de localizar a los otros ocho ocupantes de la embarcación, que llegó sobre las 05.30 horas a la playa grancanaria, donde la Cruz Roja prestó asistencia sanitaria a dos de los menores y al adulto.

15 inmigrantes detenidos en Ceuta

Mientras tanto, la Policía Local de Ceuta ha detenido a 15 inmigrantes, todos ellos procedentes de distintas localidades del norte de Marruecos, cuando habían conseguido acceder de manera irregular al territorio nacional a través de la frontera que separa Ceuta de Marruecos. Las detenciones se han producido en los dos últimos días en unos controles establecidos por los agentes para reducir la presencia de estas personas que suelen cruzar el paso fronterizo ilegalmente, según fuentes policiales.

Los inmigrantes fueron localizados en distintas calles de la ciudad y todos carecían de cualquier tipo de documentación para poder acreditar su identidad. Los detenidos, la mayoría jóvenes varones procedentes de Castillejos y Tetuán, han sido llevados a la frontera para ser entregados a las autoridades marroquíes en aplicación de la vigente Ley de Extranjería.