Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP afirma que el Gobierno ha dejado que se deterioren pruebas del 11-M

Zaplana retoma la teoría de la conspiración y dice que el Ejecutivo tiene "poco interés" en que se sepa la verdad

El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, ha retomado hoy la teoría de la conspiración y ha puesto en duda el interés del Gobierno del PSOE en conocer la verdad sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, si se tiene en cuenta el escaso interés demostrado, a su juicio, en la custodia de las pruebas. En la sesión de hoy del proceso, los peritos policiales (al igual que ya hicieran ayer) han confirmado que las pruebas sobre los atentados decartan a ETA.

Por su parte Zaplana, en declaraciones realizadas en el Congreso de los Diputados, ha dicho que el juicio del 11-M está revelando que "la versión más favorable para el Gobierno reconoce que han existido gravísimos errores en la guarda de las pruebas y que ha existido negligencia en su custodia". A su juicio, estos hechos ponen en duda que el Gobierno quisiera "saber la verdad", porque en los años transcurridos desde los atentados "ha permitido que pruebas fundamentales se deteriorasen irreversiblemente".

Zaplana ha hecho referencia a los restos de explosivo que, en su opinión, se conservaron en condiciones que permitieron la contaminación de las muestras y el deterioro de su composición química.

Identificado al 99,9999999999991%

En lo que respecta a la sesión de hoy, los peritos policiales han reiterado, al igual que ya sucediera ayer, que las pruebas descartan la participación de ETA en los atentados. Los peritos especializados en Biología y ADN han afirmado que parte de los restos hallados en los escombros de Leganés (en concreto los catalogados como "perfil 6") pertenecn en un 99,9999999999991% al suicida Allekema Lamari. Para llegar a esta conclusión cotejaron su perfil genético con el de sus familiares, para lo que se trasladaron a Argel.

Los expertos en acústica, por su parte, han declarado sobre los mensajes reivindicativos contenidos en tres vídeos: dos, hallados en los escombros del piso de Leganés, y otro en una cinta hallada junto a la Mezquita de la M-30. Los expertos han afirmado que las cintas estaban en árabe y que las reivindicaciones halladas en Leganés provienen de un fuente distinta a la de la M-30.

Previamente, los hermanos Ahmed y Youssef M'Saad, en prisión en Francia por su relación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), han admitido a través de videoconferencia que el acusado Hassan El Haski se alojó en casa de sus padres en el país galo antes y después del 11-M y uno de ellos dijo que le vio "normal" y que "no tenía miedo". Por su parte, Attila Turk, también por vídeoconferencia, ha negado haber implicado a El Haski en la ideación y preparación del 11-M y no ha reconocido las declaraciones que prestó ante la Policía en las que dijo que este procesado "estaba muy nervioso y preocupado" antes de los atentados de Madrid. Ha asegurado además que no recordaba si El Haski "se molestó o enfadó" cuando inicialmente se atribuyó la autoría del 11-M a la banda terrorista ETA y apuntó que hoy es "la primera vez que oye eso".