Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul McCartney, investigado por falsificar pruebas de paternidad

McCartney podría haber enviado a otro hombre a las pruebas de Bettina K, que asegura ser su hija

La Fiscalía de Berlín investiga al ex Beatle Paul McCartney como sospechoso de fraude por haber falsificado, supuestamente, unas pruebas de paternidad hace 23 años al hacer uso de un doble para engañar a la Justicia, según publica hoy el diario Bild.

El rotativo señala que McCartney podría haber enviado a otro hombre a hacerse las pruebas, según la versión de Bettina K. que asegura ser hija biológica del músico, con el que tiene un gran parecido físico.

La mujer, de 46 años, sostiene que su madre, Erika H., mantuvo una relación sentimental con el ex Beatle entre 1959 y 1962 y que McCartney rompió con su madre tras enterarse de que estaba embarazada. En 1984, Erika H. reclamó al músico británico que se sometiera a una prueba de paternidad, que se realizó en Londres y dio un resultado negativo.

Sin embargo, según la supuesta hija, la firma del cantante en las actas de los análisis fue rubricada por una persona diestra, mientras que McCartney es zurdo, según un análisis grafológico.

El diario Bild" recoge también que, hasta conocer los resultados de las pruebas de paternidad, el ex Beatle enviaba una pensión mensual de 200 marcos (unos 100 euros) a la madre de Bettina e incluso en una ocasión llegó a darle 30.000 marcos (unos 15.000 euros) en los años 60.

"¿Por qué lo hizo si supuestamente no es mi padre?", se pregunta la posible hija, quien reclama ahora una nueva prueba de paternidad, exigencia en la que podría llegar a ser apoyada por la justicia alemana.