Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada a Canarias de un nuevo cayuco eleva a 1.150 los inmigrantes interceptados en cinco días

Interior intenta frenar la marea de pateras con la incorporación de "dos grandes buques sin precedentes" a las laboreas de vigilancia

Madrid / Santa Cruz de Tenerife

Un nuevo cayuco con 98 inmigrantes a bordo ha llegado a primera hora de la mañana a la isla de Tenerife. En los últimos cinco días, son 1.150 los indocumentados llegados a Canarias desde Mauritania y Senegal. Este repunte de la inmigración ilegal reproduce lo ocurrido el año pasado cuando, a partir de la segunda semana de mayo y hasta septiembre, llegaron decenas de embarcaciones con miles de inmigrantes. Interior ha activado la alerta y ayer anunció la incorporación de dos buques para intentar evitar nuevas avalanchas de pateras a Canarias.

Escoltado por la patrullera de la Guardia Civil Río Gallo y la Salvamar Alpheratz, el nuevo cayuco ha arribado al puerto de Los Cristianos, en Tenerife, pasadas las 7.35 horas. Fuentes de Emergencias 112 han informado de que el nuevo cayuco ha sido interceptado por Salvamento Marítimo a las 6.11 en aguas del sur de Tenerife. Los indocumentados, todos varones y de origen subsahariano, se encuentran en aparente buen estado de salud. Entre ellos, hay diez psibles menores.

Con ésta, son siete embarcaciones desde ayer. La primera llegó a Canarias pasada la medianoche y lo hizo al puerto tinerfeño de Los Cristianos con 99 personas a bordo, entre ellas 15 supuestos menores y cuatro mujeres. El segundo cayuco arribó a Lanzarote en torno a las tres de la madrugada con 19 personas a bordo y tomó tierra en la capital, Arrecife. Entre las ocho y las nueve de la mañana, otros 206 inmigrantes indocumentados que desembarcaron en el puerto tinerfeño de Los Cristianos. Estos 206 inmigrantes llegaron en dos cayucos, uno avistado cerca de Tenerife y el otro cuando entraba en la bocana del puerto de Los Cristianos. La quinta embarcación con subsaharianos llegó pasadas las 10.00 a la playa de Las Carpinteras, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana.

Un 67% de inmigrantes menos que en 2006

En esta ocasión la embarcación era una patera que fue avistada por vecinos de la zona y en ella viajaban una veintena de ocupantes. La sexta nave con inmigrantes indocumentados llegó al puerto tinerfeño de Los Cristianos con 120 personas, entre ellas tres posiblemente menores. Este cayuco fue avistado a unas 19 millas al sur de Punta de Rasca, en el sur de Tenerife, y lo hizo la tripulación del remolcador de Salvamento Marítimo Punta Salinas, que hacía labores de vigilancia por la zona. Debido a que había olas de cuatro y cinco metros el Punta Salinas se colocó al costado del cayuco, que también estuvo acompañado por una embarcación Salvamar y una patrullera de la Guardia Civil.

La llegada al puerto de Los Cristianos se produjo pasadas las 21.00 y aunque dos de estos inmigrantes tenían problemas de hipotermia no fue preciso su ingreso en un centro hospitalario. Con estos 464 sin papeles, suman 1.052 inmigrantes llegados a Canarias en cuatro días, procedentes de Mauritania y de Senegal. El viernes llegaron 11 embarcaciones con 240 magrebíes y subsaharianos. El sábado lo hicieron dos cayucos con 178 inmigrantes, el domingo otros dos con 170 jóvenes. A pesar de todo, el fenómeno va en descenso, como ha recordado la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, entrevistada esta mañana en la cadena SER. En lo que va de año, 3.012 inmigrantes han llegado a Canarias en 69 barcas, frente a los 9.239 en 202 barcas que lo hicieron el año pasado (6.227 menos, es decir, un 67%), informó un portavoz de la Delegación del Gobierno.

Rumí ha indicado que "el esfuerzo" que está haciendo el Gobierno "es muy serio pero nadie dijo que fuera sencillo" frenar las oleadas, ya que "la presión inmigratoria existirá mientras persistan sus causas". Aunque ha subrayado que no le gusta hacer previsiones, la secretaria de Estado ha apuntado que el Ejecutivo no espera una marea humana de las dimensiones del varano pasado. A pesar de que el fenómeno de la inmigración hacia Canarias comenzó hace 13 años, las islas aún carecen de los medios para detectar esas barcas cuando han cubierto casi toda su ruta y navegan a unas siete millas de la costa (unos 12 kilómetros), para poder acudir antes en su auxilio. Sólo una franja costera de Lanzarote y otra del sur de Fuerteventura cuentan con el Sistema de Vigilancia Exterior. En Gran Canaria, sólo hay un radar en el sur con una autonomía limitada y una patrullera.

Más medios contra las mafias

En los últimos años, a los limitados efectivos de la Guardia Civil se han incorporado buques de Salvamento Marítimo. Tras la crisis del año pasado, el Gobierno mantiene desplegado de forma permanente un helicóptero y dos patrulleras (Río Cabriel y Río Ara) en Dakar (Senegal) y la patrullera Río Duero y un helicóptero en Nuadibú (Mauritania), además de ceder cuatro patrulleras cuyas tripulaciones se adiestran con agentes españoles. Además, un buque de Salvamento Marítimo tendrá base permanente en Cabo Verde. Este despliegue ha operado en solitario hasta hace pocos días, cuando se ha incorporado una patrullera italiana perteneciente al dispositivo Hera 2007 coordinado por la Agencia Europea de Fronteras.

Después de que tres misiones de Hera demostraran su efectividad para disminuir el flujo hacia las islas y devolver los inmigrantes al puerto de salida, la UE ha acordado desplegar los medios marítimos y aéreos sólo en función del tráfico de cayucos. Una primera patrullera italiana ya ha zarpado rumbo a Dakar. El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, también anunció ayer que Interior le ha confirmado la incorporación de "dos grandes buques sin precedentes" de la Guardia Civil que se incorporan a la vigilancia de Canarias.

Localizados doce de los quince inmigrantes huidos de un centro de retención tinerfeño

Efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado buscan a tres de los quince inmigrantes indocumentados que este martes escaparon del centro de retención de Hoya Fría, en Tenerife, después de que doce de ellos hayan sido localizados. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias han afirmado que las quince personas escalaron la valla para huir, y han recordado que no son delincuentes.

En el centro de retención de Hoya Fría hay 422 inmigrantes que sólo están retenidos porque han infringido la ley de extranjería al entrar de forma ilegal en España, han explicado las fuentes.

Más información