Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fundación Alternativas advierte al PP de que "para obtener el poder no vale todo"

El foro, que agrupa a intelectuales, periodistas y profesionales liberales, acusa al partido de Rajoy de fomentar la estrategia de la crispación

La Fundación Alternativas, que reúne a profesionales de la educación, periodistas e intelectuales, ha presentado hoy en Madrid el Informe sobre la democracia en España, en el que carga con dureza contra la forma de hacer oposición del PP, partido al que acusa de fomentar y alentar un clima de crispación que no se corresponde con la realidad política del país. "La derecha española desarrolla una estrategia de la crispación deliberada como método para debilitar electoralmente al Gobierno", concluye el primero de una serie de informes que está previsto que se publiquen anualmente para tomar el pulso al estado de salud de la democracia española.

Los responsables de este informe son los mismos que respaldaron el manifiesto que hace dos semanas firmaron más de 3.500 personalidades, entre los que estaban Pedro Almodóvar, Juan José Millas o Carlos Jiménez Villarejo, con el mismo objetivo: denunciar al PP por "negar legitimidad a un Gobierno elegido libremente por la ciudadanía" y por hacer del terrorismo "el eje de oposición".

El informe aprobado hoy asegura que la estrategia de la crispación es un fenómeno "anómalo" en las democracias maduras y advierte de que "para obtener el poder no vale todo, sobre todo, la deslegitimación permanente y sistemática del adversario". El documento, que consta de seis capítulos, trata asuntos como la relación entre el Gobierno con la oposición y con los ciudadanos; los distintos niveles de Gobierno; la administración de la Justicia; las influencias entre el poder político y el económico; el pluralismo de los medios de comunicación; y la incidencia de la corrupción en la democracia.

La presentación ha corrido a cargo del periodista Iñaki Gabilondo, quien ha advertido que la crispación no se puede circunscribir exclusivamente a Madrid y a los medios de comunicación que en esa ciudad hacen su trabajo. En su opinión, el fenómeno afecta por igual a todos los gremios y a todos los territorios de España.

No es un "artefacto electoral"

Durante el acto, el director del informe, Joaquín Estefanía, ha lamentado la implantación deliberada de una ausencia de colaboración "total" entre oposición y Gobierno en temas que hasta el momento se consideraban de Estado, así como el "tono durísimo" y la "tensión sistemática", que, ha dicho, acaban por desatar una "percepción artificial de ruptura". Asimismo, ha considerado que es "exagerado" establecer el consenso como única fórmula de progreso y quiso precisar que quienes han elaborado el informe no quieren que el texto se convierta en un "artefacto electoral".

También ha habido voces discordantes con las conclusiones del informe. Es el caso del director del ABC, José Antonio Zarzalejos, quien ha tachado la tesis del estudio de "maniqueísmo intelectual" y de "diagnóstico reduccionista" por atribuir la crispación a la derecha política sin paliativo alguno. Por este motivo, Zarzalejos ha pedido "ecuanimidad" y ha considerado que la crispación se produce en un proceso de "acción-reacción" y de "interactuación" mutua entre los agentes políticos.

Zarzalejos piensa que acusar a la derecha de generar crispación en solitario no busca, como causa última, ganar la partida electoral, sino inhabilitarla como alternativa.

Por contra, el ex ministro socialista José Maria Maravall, quien ha participado en la elaboración del informe, ha culpado exclusivamente al PP del clima de enrarecimiento político, y ha situado su origen en la "mentira inicial", en referencia al supuesto ocultamiento de la pista islámica en los atentados del 11-M por parte del Gobierno del PP. El político socialista ha asegurado que el principal partido de la oposición pretende "demonizar" al Gobierno y al PSOE para desmovilizar a sus seguidores. Y ha sentenciado que "el PP no es rehén de Rajoy, Zaplana o Acebes", sino de esa estrategia de la que, indicó, le va a ser muy difícil salir.

En la presentación también han intervenido el presidente y el vicepresidente de la Fundación Alternativas, Pere Portabella y Nicolás Sartorius, respectivamente.