Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mickey abre su hogar a las bodas 'gays'

Disney permitirá a los homosexuales celebrar su enlace en las mismas condiciones que los heterosexuales a pesar de que estos enlaces están prohibidos en casi todo el país

Los Ángeles (EE UU)

Si pensaban que Nueva York era el en bastión liberal de EE UU, están equivocados. El lugar más progresista del país es, sorprendentemente, Disneylandia, que por primera vez va a acoger matrimonios entre homosexuales, prohibidos en los 51 estados del país salvo en Massachusetts. Disney ha informado de que, a partir de ahora, los gays podrán celebrar su boda en Disneylandia y Walt Disney World y contar como invitados con los anfitriones de esos parques de atracciones, los ratones Mickey y Minnie.

MÁS INFORMACIÓN

Según confirma hoy un comunicado de la empresa, las parejas homosexuales podrán disfrutar de las mismas ofertas nupciales que los parques ofrecen a cualquier otros novios que desean celebrar su unión entre estos populares personajes. Entre ellos está la oferta Boda de cuento de hadas, que por 8.000 dólares incluye la planificación del enlace, ceremonia, banquete y adornos florales.

Y también la opción de lujo que añade la carroza de Cenicienta, pajes que hacen sonar sus trompetas cuando llega la pareja y la presencia de Mickey y Minnie vestidos de gala. Hasta la fecha, para disfrutar de esas ofertas la empresa solicitaba una licencia válida de matrimonio de los estados de California y Florida, que no reconocen las bodas homosexuales. Aun así, las parejas del mismo sexo sí que podían celebrar sus enlaces en los parques, pero fuera de los lugares ofrecidos a las formadas por un hombre y una mujer. Ahora, Disneylandia pone fin a esta discriminación.

"Ambiente de respeto y bienvenida"

El portavoz de los parques, Donn Walker, indica en el mismo comunicado que la decisión se enmarca en la política de "inclusión" para crear un "ambiente de respeto y bienvenida" a todos los huéspedes del parque. Un ambiente que convierte a Disney, aunque sea de forma simbólica, en un oasis frente al resto del país, en plena campaña contra decisiones en favor de la equiparación de derechos de algunos ayuntamientos o estados. Hoy por hoy, los matrimonios homosexuales sólo son legales en Massachusetts (aunque en Vermont y Connecticut son legales las uniones con los mismos derechos).

El debate que abrió Massachusetts movilizó a la derecha cristiana. Hay 45 Estados que niegan los matrimonios homosexuales; en varios, el asunto está en los tribunales. La opinión pública es tolerante con las uniones, pero no con los matrimonios y en 2004 fue un factor que sirvió para sumar votos conservadores, algo que volverá a ocurrir en las próximas elecciones.

Tan sólo cuatro países, España, Holanda, Canadá y Bélgica, permiten casarse a las personas del mismo sexo. En España, país pionero en equiparar las uniones homosexuales a las heterosexuales, se celebraron unas 4.500 bodas gays en 2005, el primer año de vigencia de la nueva normativa. Y tres divorcios. La ley española tuvo un doble efecto. Para algunos países, fue un acicate. Así, Holanda y Bélgica modificaron sus leyes de matrimonio para incorporar la adopción conjunta; el Reino Unido aprobó una ley de parejas que confiere la plena igualdad y Francia prevé modificar la suya para aumentar los derechos de las uniones gays.