Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi: "Estaremos en los comicios sin disfraces"

La izquierda 'abertzale' celebra su acto político en Barakaldo sin mencionar a ASB, tal y como le exigía Garzón.- El portavoz de la ilegalizada Batasuna asegura ante miles de personas que "queremos estar y vamos a estar" en las municipales

El acto convocado para este sábado por la tarde por la izquierda abertzale en el Bilbao Exhibition Center (BEC) de Barakaldo (Vizcaya) se ha celebrado con normalidad y sin ninguna referencia a Abertzale Sozialisten Batasuna. De esta forma, los promotores de dicha convocatoria cumplen con las condiciones impuestas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de no hacer mención a la citada formación para la celebración de la cita. Ante miles de personas, el líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, ha asegurado que "la izquierda abertzale estará en las próximas elecciones tal y como es, sin subterfugios y sin disfraces".

Ante miles de personas, reunidas en el Pabellón Bizkaia Arena, del BEC, en el municipio vizcaíno de Barakaldo, Otegi ha asegurado: "No sólo tenemos derecho a estar sino que queremos estar y vamos a estar" en los comicios del 27 de mayo.

El acto, que ha comenzado con una hora de retraso, hacia las 18.30 horas, se ha desarrollado con normalidad y desprovisto de cualquier cartel o bandera de Batasuna y de la nueva marca electoral, ASB, que la izquierda abertzale pretende registrar en el Ministerio del Interior para concurrir a las elecciones.

"Pánico a un escenario democrático"

Otegi ha destacado la intención de la izquierda abertzale de participar en los comicios de mayo "sin subterfugios" y ha considerado que "si dicen que no, dicen que no a la posibilidad real de construir un proceso democrático".

El portavoz de la ilegalizada Batasuna ha asegurado que la izquierda abertzale quiere concurrir a las elecciones "no sólo porque es un derecho democrático y porque queremos un modelo alternativo al de PNV y UPN", sino porque su opción política "quiere participar en el trabajo institucional para que el proceso democrático sea posible".

Según Otegi, el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, "está nervioso" ya que si la izquierda abertzale se presenta a las elecciones "va a sacar un resultado muy importante, le va a hacer un marcaje al PNV en las instituciones y va a demostrar que la apuesta que hizo el PNV hace treinta años era en interés de partido y no del país". "El modelo de transición pactado hace treinta años", en opinión de Otegi, "está en crisis" y la "guerra de nervios" que se desata cada vez que la izquierda abertzale hace una propuesta sólo puede obedecer a que "o hay mucho Ian Pasley [dirigente unionista irlandés] o muchos tienen verdadero pánico a un escenario democrático".

"Irresponsable

El también portavoz de Batasuna Pernando Barrena ha calificado de "totalmente irresponsable" la actitud del Partido Socialista y del PNV durante el proceso de paz, por entender que han "dilatado" el diálogo entre los partidos, y ha añadido que el Gobierno buscó un "sucedáneo" de proceso y evitó "agarrar el toro por los cuernos".

Para Barrena, "lo más grave de todo es no haber permitido la puesta en marcha de la mesa de partidos" ha calificado de "sensata, totalmente democrática, factible y resuelve el conflicto" la propuesta de la izquierda abertzale de crear una autonomía del País Vasco y Navarra previa aceptación de los ciudadanos de ambas comunidades.

La dirigente y abogada Jone Goirizelaia ha dicho que la izquierda abertzale constituye una "alternativa real" que pretende hacer frente "a los gobiernos de la derecha, se apelliden PNV o UPN".

Compromiso por escrito

Los 41 promotores de la convocatoria se comprometieron por escrito, incluso desde Francia, a no mencionar expresamente esta nueva marca electoral durante el acto, según fuentes jurídicas. Por la mañana se habían recibido 36 escritos de los convocantes, por lo que faltaban cinco, dos de los cuales están en prisión, y que han llegado por la tarde.

Garzón había obligado a los convocantes a firmar por escrito ante el juzgado y la Consejería de Interior del Gobierno Vasco una renuncia "a efectuar cualquier referencia directa o indirecta, verbal o visual, estática o dinámica, por medio de pasquines, propaganda o manifestaciones verbales, comunicados o cualquier otra forma, a la organización Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB)". En el caso de no haber accedido al requerimiento del juez y celebrar el acto, todos ellos podrían haber incurrido en un delito de desobediencia grave a la autoridad judicial, "sin perjuicio de otras responsabilidades penales" derivadas de la suspensión de actividades que pesa sobre la formación ilegalizada Batasuna.

En el acto, los oradores -Arnaldo Otegi, Jone Goirizelaia y Pernando Barreda- no han mencionado en ningún momento el nuevo partido que se pretende registrar y han hablado siempre de la izquierda abertzale o independentista.

En todo caso, el magistrado de la Audiencia Nacional ha solicitado a la Ertzaintza que elabore un informe detallado sobre las incidencias que hayan podido producirse durante la celebración del acto de la izquierda abertzale. En un auto dictado el viernes, Garzón explica que la razón para solicitar este requisito es que "en la situación actual, y visto el contenido de sus estatutos", se estima que ASB podría ser continuación de Batasuna, cuyas actividades están suspendidas, "dejando al margen la decisión que, en su momento, pueda adoptar el Tribunal Supremo", en cumplimiento de la Ley de Partidos.