Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Vinieron a España a luchar por la libertad y la democracia"

Todos los grupos del Senado, incluido el PP, suscriben una moción de solidaridad con los brigadistas polacos

Todos los grupos parlamentarios del Senado han suscrito una moción en la que instan al Gobierno español a mostrar su solidaridad con los miembros de las Brigadas Internacionales polacos que durante la Guerra Civil "vinieron a España a luchar por la libertad y la democracia", según han confirmado fuentes del PSOE y del PP.

La iniciativa se ha adoptado tras conocerse que el actual Gobierno conservador de Polonia quiere eliminar de la historia de su país el recuerdo de los brigadistas que combatieron en defensa de la República. El ejecutivo polaco los ha calificado de "traidores" y "criminales" y ha anunciado su intención de retirarlos derechos y pensiones.

La Cámara Alta pide al Gobierno que manifieste su rechazo ante cualquier medida discriminatoria contra los supervivientes polacos de las Brigadas Internacionales, todos ellos ya nonagenarios. La moción dice que el Gobierno polaco "al intentar expulsar de su historia la gesta de los brigadistas internacionales, está suprimiendo no sólo una parte de la historia de nuestro país, sino también de Europa, puesto que la Guerra Civil fue innegablemente prólogo de la posterior confrontación internacional de las democracias con el totalismo fascista". De momento, añade la moción, ya ha eliminado sus nombres de las calles y de las escuelas y ha eliminado de las columnas de la Tumba del Soldado Desconocido, en Varsovia, el nombre de las batallas del Ebro, Brunete y Jarama en las que participaron los brigadistas.

El Senado reclama al Gobierno que instruya a los servicios diplomáticos y consulares de España en Polonia para que presten toda la ayuda necesaria, material y jurídica, a los brigadistas polacos, en defensa de sus legítimos derechos, teniendo en cuenta que entre ellos figura reconocido el de optar a la nacionalidad española. Este derecho les fue reconocido por una decisión del Consejo de Ministros en 1996, que consideró que en los voluntarios de las Brigadas Internacionales se daban las "circunstancias excepcionales a los efectos de la concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza".