Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi, absuelto en el juicio por enaltecimiento del terrorismo tras retirar la Fiscalía su acusación

El fiscal entiende que sus declaraciones en el homenaje a una etarra no constituyen delito

El fiscal Fernando Burgos ha retirado esta noche la acusación contra el portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi para el que pedía 15 meses de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo en relación con el homenaje a la etarra Olaya Castresana, lo que supone su absolución, al no haber ninguna otra parte acusadora en el juicio que hoy se ha celebrado contra él. Durante su declaración ante el tribunal, que se inició a las 20.15 horas, Otegi ha negado haber enaltecido a ETA durante el homenaje ofrecido a la etarra muerta y ha asegurado que se limitó a hacer un discurso político.

Después de que declarara Otegi, ha prestado declaración como testigo la dirigente abertzale Araitz Zubimendi, que fue absuelta por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco del delito de enaltecimiento del que también estaba acusada. La defensa ha renunciado a interrogar a otros cinco testigos que había propuesto, entre los que figuraba el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, y que según la abogada de Otegi, Jone Goirizelaia, también habían tenido problemas para desplazarse a Madrid por el temporal de nieve.

La Guardia Civil detuvo por la tarde en su domicilio de Elgoibar (Guipúzcoa) al dirigente de la ilegalizada Batasuna tras la orden dictada por la Audiencia Nacional para su traslado inmediato ante este tribunal. Otegi fue trasladado en un avión de las Fuerzas de Seguridad desde el aeropuerto de Bilbao hasta el aeródromo militar de Cuatro Vientos, en donde aterrizó pasadas las 19.00 horas. 45 minutos después, el dirigente de Batasuna llegó a la Audiencia Nacional aen un vehículo todoterreno sin distintivo policial, acompañado de un turismo con sirenas. A las 20.15 comenzó el juicio.

Otegi, para quien la Fiscalía pedía en su escrito de conclusiones provisionales 15 meses de prisión por participar en el homenaje a la etarra Olaia Castresana, no se acogió a su derecho a no declarar y comenzó a responder a las preguntas del representante del ministerio público.

Hacia las 16.45 horas, cinco vehículos todoterreno de la Guardia Civil llegaron al número 5 de la calle Santa Ana de Elgoibar y accedieron a la vivienda de Otegi, en la que también se encontraba el coportavoz de Batasuna Joseba Permach y, tras ser arrestado,fue introducido en un coche policial. Las Fuerzas de Seguridad conocen varias viviendas del portavoz de Batasuna, algunas de las cuales recorrieron antes de dar con él en la de su ciudad natal.

Incomparecencia "injustificada"

Otegi no se presentó por la mañana en la Audiencia Nacional donde tenía que ser juzgado por un delito de enaltecimiento del terrorismo con el argumento de que había quedado atrapado por la nieve en la carretera entre Miranda de Ebro y Burgos pero el tribunal acordó su detención y traslado a Madrid al considerar "injustificada" su incomparecencia. La vista oral contra Otegi, acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo en un homenaje a la etarra Olaia Castresana, estaba prevista para las 10.30.

La abogada de Otegi, Jone Goirizelaia, se presentó en la Audiencia a la hora prevista para el juicio y explicó el imprevisto a los miembros de la Sala, Fernando Bermúdez de la Fuente (el presidente) y los magistrados Paloma González y Juan Francisco Martel. La conversación entre ambos fue tensa, después de que tanto el fiscal como la abogada intentaran en los últimos días las suspensión del juicio. Bermúdez se ha mostrado firme en su intención de celebrar el juicio hoy, informa Manuel Altolzano. Según Goirizelaia, el coche que trasladaba a Otegi a Madrid salió de madrugada pero a la hora en la que tenía que comenzar el juicio estaba todavía entre Miranda de Ebro y Burgos. La abogada también indicó que ninguno de los seis testigos citados para la vista pudo llegar a Madrid.

En cualquier caso, Goirizelaia ha intentado en todo momento que se suspenda la vista, ya que ninguno de sus cinco testigos han podido tasladarse a la Audiencia. Según ha explicado, los cinco testigos -los dirigentes de Batasuna Joseba Permach y Joseba Álvarez; el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, y los padres de la etarra Olaia Castresana- se encuentran atrapados en el puerto de Altube (Álava) a causa del temporal.

Ha sido la segunda vez que el portavoz de Batasuna se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional desde que dejó de ser diputado vasco, en 2005, ya que la primera fue el 10 de abril de 2006 cuando fue juzgado por el homenaje al miembro de ETA José Miguel Beñarán, Argala, con motivo del 25 aniversario de su muerte.

Además de esta causa, Otegi tiene aún pendientes en la Audiencia Nacional otras cuatro causas, tres por delitos de enaltecimiento del terrorismo y la cuarta por un delito de pertenencia a organización terrorista en relación con la investigación de la sumisión de Batasuna a ETA, sumario por el que se encuentra en libertad bajo fianza de 50.000 euros y por el que permaneció más de 10 días en prisión preventiva.