Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado de IU denuncia a Aznar por crímenes de guerra

Antonio Romero reclama que se abra un proceso al ex presidente por causar la muerte de 700.000 iraquíes, entre otras cosas

El diputado de IU en Málaga Antonio Romero ha denunciado ayer ante la Fiscalía al ex presidente del Gobierno José María Aznar. La culpa del ex gobernante: haber participado “en la Guerra de Irak y en los crímenes que se están cometiendo en tal país". Por esta razón, Romero ha reclamado que se abra una investigación judicial y un proceso al respecto.

Entre "los crímenes de guerra de Bush, Blair y Aznar en Irak”, Romero destacó en su denuncia: “causar la muerte de cerca de 700.000 iraquíes, la mayoría civiles, durante los tres años de ocupación y destrucción de infraestructuras civiles; desencadenar el abandono del país de dos millones de iraquíes, ahora refugiados en el extranjero, y 2,3 millones de desplazados en el interior de Irak".

También citó como crímenes cometidos por el trío Bush, Blair y Aznar, "el robo de recursos petroleros nacionales iraquíes; el saqueo de tesoros culturales y masacres de civiles incluyendo muchas mujeres y niños", además del "uso de armas ilegales, tales como uranio empobrecido y bombas de fósforo contra ciudades completas, enterrando miles de víctimas civiles en cementerios masivos".

Romero denunció que dejaron "prisioneros a miles de inocentes en cárceles y campamentos masivos donde se tortura, se les golpea y humilla" y que "causaron la destrucción de un país entero, sembraron el terror en Irak, legalizaron la tortura y se organizaron secuestros a nivel internacional".

Una invasión basada en mentiras

En el texto, el diputado añade que "la invasión de Irak fue un crimen de guerra. Se basó en mentiras como la existencia de armas de destrucción masiva" y recordó que "recientemente Aznar ha reconocido en público que no había en Irak este tipo de armas".

El parlamentario señaló que un informe sobre mortalidad desde la ocupación ofrece datos que calificó de "espeluznantes", ya que indica que "desde marzo de 2003 a julio de 2006 han muerto 654.965 personas (600 al día), el 2,5 por ciento de la población iraquí".

En el relato de hechos de la denuncia se precisa que "en 2003 en las Islas Azores Bush, Blair y Aznar declararon la Guerra de Irak al margen de la ONU y el Derecho Internacional" y que el ex presidente español "puso las bases militares a disposición del despliegue a Estados Unidos para la ocupación de Irak y envió militares españoles a la guerra ilegal".

Añade que "Aznar basó su decisión en mentiras como la existencia de armas de destrucción masiva o la relación de Irak con el terrorismo islamista y envió policías a Guantánamo, prisión ilegal donde se conculcan los derechos humanos y civiles" o que "puso en peligro la vida de periodistas, soldados y agentes del CNI en Irak y situó a España en el punto de mira del terrorismo islamista".

Antonio Romero basa su petición de investigación en la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención de Ginebra o la Constitución española entre otras normas.