Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega Lara: "Estoy radicalmente en contra de cualquier negociación"

El ex funcionario de prisiones cuenta en el informativo de Sánchez Dragó en Telemadrid cómo preparó su suicidio durante el secuestro

El escritor Fernando Sánchez Dragó, que ha debutado esta noche como presentador y director del informativo Diario de la noche de Telemadrid, ha entrevistado al ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara, quien por primera vez ha concedido una entrevista en televisión.

Ortega Lara ha afirmado que decidió conceder esta primera entrevista porque "durante muchos años las víctimas del terrorismo han estado bien tratadas, pero ahora estamos asistiendo a un panorama totalmente distinto: se les insulta, se les maltrata, se les injuria, incluso se hace de ellos motivo de escarnio. Incluso hay quienes dicen que son los culpables de que no haya paz". Según el ex funcionario de prisiones es este cambio de actitud el que le ha llevado a aceptar la propuesta de Sánchez Dragó.

"Intenté suicidarme"

José Antonio Ortega Lara también ha detallado cómo a lo largo de los meses, el desgaste psicológico se hizo tan agudo que no encontró otra salida que la de quitarse la vida, algo que había pedido en numerosas ocasiones a sus cuatro secuestradores. "Había elaborado unas bolsas de basura trenzadas con un pequeño mecanismo de seguridad para no fallar", afirmó el ex funcionario. También ha recordado en la entrevista cómo, en el momento de su liberación, no creyó al guardia civil que acudió a sacarlo del zulo y gritó "mátame de una puta vez y déjame en paz".

Durante su primera entrevista, Ortega Lara también ha contado que durante la mayor parte de su secuestro sólo comió verduras y frutas, únicos alimentos que podía digerir. Cada día recibía la visita de sus captores y al principio intentó charlar con ellos. Pero cuando pasaron unos meses "ya no tenía muchas ganas de seguir hablando, porque acabábamos discutiendo y me quedaba sin periódico o sin luz". "Cuando les llamaba terroristas, venía uno de ellos y decía, de eso nada", ya que justificaban la medida acusándolo de pertenecer a las "fuerzas represoras".

No a la negociación

Sánchez Dragó ha dejado para el final de la entrevista con José Antonio Ortega Lara los detalles de la actualidad. Tras preguntarle a qué manifestación hubiese acudido él para repudiar el terrorismo, Ortega Lara ha señalado que la primera, tras el atentado de Barajas, tenía un lema correcto, pero insuficiente. "Estoy radicalmente en contra de cualquier negociación. El estado de derecho no puede estar bajo la tiranía de unos asesinos". Sin embargo, y pese a un ligero escepticismo, el ex funcionario ha manifestado que espera que "algún día esto termine, pero no sé si llegará ese día".

Refiriéndose a su secuestro, Ortega Lara también ha asegurado que "estaba convencido de que el Gobierno no iba a negociar, porque si lo hacía por mí, al día siguiente lo tendría que hacer por otro". "Cuando me liberaron, el entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, fue a visitarme y yo le dije que entendía que el Gobierno no hubiese negociado".

El secuestro más largo

José Antonio Ortega Lara, fue secuestrado por ETA el 17 de enero de 1996. Su cautiverio fue el más largo y cruel de la historia moderna española: 532 días en un zulo lúgubre y húmedo. Fue liberado por la Guardia Civil el 30 de junio de 1997. ETA condicionó su puesta en libertad al acercamiento de los presos de la banda terrorista a las cárceles vascas.

Sánchez Dragó, de 70 años, sustituye a Germán Yanke al frente del informativo nocturno de Telemadrid. Yanke presentó su dimisión en octubre pasado declarándose víctima de "intromisiones políticas", pero la dirección de la cadena lo atribuyó a su disconformidad con un necesario recorte presupuestario introducido en el programa.

El nuevo Diario de la noche combinará información y opinión "sin mezclar" y nítidamente diferenciadas, según prometió su responsable, que aseguró que tratará de "dignificar el periodismo" y mantener una "rigurosa neutralidad" en el tratamiento de la noticia política. Y puso como ejemplo de su voluntad de equidistancia la selección de comentaristas, entre los que estarán Arcadi Espada, José Vidal-Beneyto, Cayetana Alvárez de Toledo, Cristina Alberdi, Benjamín Prado, Angella Vallvey y Enrique Múgica.