Alejandro Sanz reconoció su paternidad para evitar que un empleado vendiera la exclusiva

Varios medios de comunicación publican que el cantante estaba siendo chantajeado por un matrimonio cubano que trabaja para él en Miami

Alejandro Sanz reveló ayer que es padre de un niño de tres años, fruto de una relación fuera del matrimonio, cuando estaba casado con la modelo mexicana Jaydy Mitchell. En un comunicado, explicó que su entorno cercano conocía la existencia de ese hijo, Alejandro, del que no se avergüenza, y contó que no había publicado su existencia por respeto a la madre, que no es una persona conocida. Hoy se ha sabido el porqué del extraño comunicado del cantante. Según publican varios medios de comunicación, entre ellos la edición digital del ABC, Sanz estaba siendo chantajeado por sus propios empleados, una pareja de cubanos que trabajan para él en Miami, que le amenazaban con vender la exclusiva.

Alejandro Sanz, que es padre también de Manuela, una niña nacida el 28 de julio de 2001 de su relación con la modelo mexicana, hizo pública la noticia ayer, a pesar de que "es por todo el mundo conocida la defensa a ultranza que siempre" ha mantenido de su "intimidad y vida privada". "Sin embargo", ya añadía en la nota, "ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander de tres años de edad nacido fuera de mi relación por todos conocida".

Sanz, que tras casarse por el rito balinés en la isla de Java el 30 de diciembre de 1999, se separó de Jaydy Mitchel a principios de 2005, aseguraba ayer: "Si este hecho no ha trascendido antes fue por un deseo expreso de la madre, una mujer totalmente ajena a la vida pública, por proteger la intimidad de mi hijo y porque nunca he aireado mi vida privada".

El cantante, que acaba de publicar un nuevo trabajo discográfico, El tren de los momentos, dijo que quiere que "se sepa la gran satisfacción que supone" para él "tener este hijo, así como lo es tener" a su hija, "no deseando otra cosa sino que vivan y se críen felices con el cariño incondicional de sus madres" y del suyo. "Así como", asegura, "mantenerles ajenos a la curiosidad que por parte de personas malintencionadas pudieran tener por el mero hecho de ser mis hijos. Son niños, no lo olviden".

Sanz terminaba así la nota: "Solicito y agradezco nuevamente todo el respeto de los medios hacia mi vida privada y muy particularmente hacia mis hijos, al mismo tiempo que en coherencia con lo que considero mejor para ellos y la que ha sido siempre mi actitud, os informo de que no voy a realizar ningún tipo de declaración adicional al respecto".

A lo largo de estos años se ha hablado mucho de los amores de Sanz, que ha vendido 21 millones de discos en su carrera profesional. Se le atribuyó un romance con la cantante Shakira, otro con Elena Burke y, el más reciente, con la modelo María Sanjuán.

Lo más visto en...

Top 50