Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los embalses del trasvase Tajo-Segura rozan el nivel que impide llevar agua a Murcia

Las reservas de agua bajan hasta el 41,6%, un punto menos que el año pasado en esta fecha

Los embalses de la cabecera del Tajo se vacían: sólo tienen 244 hectómetros cúbicos de agua, el 9,85% de su capacidad y menos aún de la que tenían hace un año. Se acercan peligrosamente al nivel de los 240 hectómetros a partir del cual no se puede trasvasar al Segura, algo sin precedentes y cuyas consecuencias serían imprevisibles, ya que más de dos millones de personas de Murcia y Alicante beben agua del Tajo. Además, la mitad de la poca agua que queda es inservible, apenas fango. La escasez de agua sigue cebándose con media España a pesar de que la sequía no ha sido tan dura este año.

Los embalses de Buendía y Entrepeñas, de los que parte el trasvase, no mejoran. La sequía sigue haciendo mella en estas dos gigantescas balsas de agua, capaces de almacenar 2.474 hectómetros cúbicos de agua. La reserva hídrica en ellos ha descendido en los últimos siete días cinco hectómetros cúbicos, a tan sólo cuatro por encima del límite fijado por ley para prohibir nuevos trasvases de agua fuera de la cuenca del Tajo.

El Consejo de Ministros autorizó el pasado 30 de junio un trasvase de agua de la cabecera del Tajo a la cuenca del Segura de once hectómetros cúbicos mensuales durante el último trimestre del año hidrológico, de julio a septiembre, para consumo humano. Si el descenso de las reservas continúa a este ritmo, puede ser que la semana que viene hubiera que prohibir el trasvase.

Tampoco mejora la situación en el resto de la cuenca del Tajo, que ha bajado en una semana desde el 43,1% de su capacidad hasta el 41,8%. Ni en el resto de España, donde los embalses se encuentran al 41,65 de su capacidad, después de haber perdido un 1,1% en la última semana.

La cuenca del Segura, donde las lluvias han sido prácticamente nulas, sigue perdiendo reservas, y ha bajado otros cuatro hectómetros hasta situarse en 139 hectómetros cúbicos (el 12,3% de su capacidad).

Además del Segura, la situación es precaria en la cuenca del Júcar, donde los embalses acumulan 435 hectómetros cúbicos de agua, 23 menos que la semana pasada, (el 13% de su capacidad).

Por debajo del 50% de sus reservas se encuentran también las cuencas del Guadiana I, el Guadalquivir, el Sur y el Ebro. Los niveles más elevados son los de los embalses del Norte y el País Vasco.