Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Bustamante se casa con Paula Echevarría

La pareja no ha vendido la exclusiva de su enlace

Covadonga (Asturias)

El cantante David Bustamante, de la misma generación de triunfitos que Rosa o David Bisbal, se ha casado esta tarde en la basílica de Covadonga con la actriz asturiana Paula Echevarría, en un enlace que ha generado gran expectación en el Principado y ha congregado a centenares de curiosos deseosos de ver a los novios.

Con un traje blanco diseñado por Rosa Clarà, la novia de 27 años, tres más que su marido, ha llegado a la basílica de Santa María la Real de Covadonga a las 14.00 horas, donde ya le esperaba Bustamante, que ha recibido innumerables muestras de cariño de sus admiradoras de y de los más de trescientos invitados al enlace. El cantante ha lucido para el enlace un frac impecable con una corbata de rayas negras, blancas y grises.

Acampada para ver la boda

El tirón popular del cantante de San Vicente de la Barquera ha provocado que decenas de admiradoras acamparan varias noches en Covadonga para no perderse la boda de su ídolo. Entre los invitados se encontraba el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, que ha acudido al enlace acompañado de su mujer y que ha valorado la importante promoción que el artista hace de su tierra.

Además, entre los invitados famosos también se encontraba Rosa, la ganadora de la edición de Operación Triunfo que dio a conocer a Bustamante, el ex futbolista del Atlético de madrid Kiko Narváez y muchos de los jóvenes actores que han sido compañeros de la novia en las series de televisión en la que ésta ha trabajado.

Como padrino de la novia ha ejercido, como es habitual, su padre, Luis Manuel Echevarría, mientras que a Bustamante le ha acompañado en el altar su madre, Ada Hoyos. Tras el enlace, los novios y sus invitados se han dirigido al Cenador de los Canónigos, restaurante donde se ha servido un típico menú asturiano al que ha seguido el baile, que está previsto que se prolongue hasta esta noche. Los novios han rechazado vender la exclusiva de su boda y en todo momento han posado con amabilidad para los más de cien periodistas que cubrían la boda.