Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una escultura recorre Madrid en homenaje a Blanco en el noveno aniversario de su asesinato

Varias asociaciones de víctimas del terrorismo llaman a concentrarse en 21 ciudades bajo el lema 'Rendición en mi nombre ¡No!'

El zulo, una escultura de cinco metros de largo por cuatro de alto y 2.500 kilos creada en homenaje a las víctimas del terrorismo, ha atravesado este mediodía el Paseo de la Castellana camino de Salamanca, donde mañana se inaugura una gran exposición dedicada al escultor madrileño Víctor Ochoa. En un recorrido-homenaje a todas las víctimas del terrorismo cuando se cumplen hoy nueve años del asesinato de Miguel Ángel Blanco, la monumental escultura de bronce ha sido trasladada en un camión especial tipo góndola, con una plataforma baja que permite que la obra pueda atravesar los puentes.

Desde la Plaza del Conde Casal, la pequeña comitiva que ha acompañado la escultura se ha dirigido a la ronda de Atocha para desde allí encaminarse a las plazas de Neptuno, Cibeles, Colón y Plaza de Castilla, donde ha iniciado su camino hacia Salamanca. La idea de El zulo se gestó en los años noventa con la intención de realizar un monumento en honor a las víctimas del terrorismo, pero el proyecto no se llevó a cabo. Después de mostrar los bocetos y estudios por diferentes ciudades europeas, Víctor Ochoa decidió acometer él mismo la creación de la monumental obra "y cumplir así un sueño", comentó el artista.

La gran escultura representa a un hombre desnudo, sentado y agarrándose las piernas que ocultan su cara. "Es una figura descarnada, creada con modelos del natural, que rinde homenaje a la dignidad de los que han sufrido todo tipo de ataques", manifestó su creador, autor entre otros muchas obras del busto de Don Juan que se alza en el recinto ferial Juan Carlos I. Al margen de este homenaje, el ex presidente del Gobierno José María Aznar y la jefa del Ejecutivo madrileño, Esperanza Aguirre, han recordado hoy un homenaje al concejal de Ermua (Vizcaya) en la localidad madrileña de Navacerrada, donde se celebran los cursos del verano del campus FAES.

Aznar dice que la libertad está "en peligro"

Durante su intervención, Aznar ha advertido de que no tolerará que "se desprecie" la memoria de Blanco ni prestará "su consentimiento para que todo lo que significó su sacrificio quede clausurado por las exigencias de una banda terrorista". El ex presidente ha avisado de que la libertad "vuelve a estar en peligro" porque "la mentira se construye y se extiende en nombre de la paz". Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, se ha sumado también a las muestras de cariño y recuerdo de Blanco y ha recordado que nueve años después "nuevas sombras se ciernen sobre la libertad" de España, "amenazada por un oscuro proceso de diálogo con los terroristas". En un comunicado, Rajoy recuerda la figura del concejal y asegura que el secuestro y asesinato del concejal del PP fue el "acto de barbarie pública más explícito cometido por la banda terrorista".

Coincidiendo con este aniversario, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el Foro de Ermua, la Fundación para la Defensa de la Nación Española y Rosas Blancas por la Dignidad han celebrado concentraciones a las 20.30 horas en 21 ciudades para, bajo el lema Rendición en mi nombre ¡No!, protestar por el diálogo del Gobierno con la banda terrorista ETA. En este sentido, María del Mar Blanco ha criticado que al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le vale "cualquier final del terrorismo" y quiere "la equidistancia entre verdugos y víctimas".

En declaraciones a la Cope, Blanco ha llamado a recuperar el "espíritu de Ermua", coincidiendo con los nueve años que hoy se cumplen del asesinato de su hermano, que fue secuestrado por ETA el 10 de julio de 1997 y asesinado dos días después. A este respecto, María del Mar ha dicho que el Gobierno piensa que las víctimas forman parte del pasado, al tiempo que prefiere un "futuro con HB".