Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión incondicional para el empresario Carlos Sánchez y su socio por el 'caso Malaya'

Ambos estarían relacionados con el cerebro de la trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca

El juez instructor de la operación Malaya contra la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella ha decretado prisión incondicional para los empresarios Carlos Sánchez y Andrés Liétor, que hoy prestaron declaración en el juzgado de instrucción número 5 de la localidad malagueña. Sobre Carlos Sánchez pesaba una orden de busca y captura. El abogado de ambos, Julián Chamorro, explicó a los periodistas que han comparecido "voluntariamente" ante el magistrado Miguel Ángel Torres. El letrado no quiso especificar los cargos que se imputan a sus defendidos, que son socios en varios negocios, al estar bajo secreto de sumario, y anunció que recurrirá el auto de ingreso en prisión.

Ambos constructores estarían relacionados con el cerebro de la presunta trama de corrupción, Juan Antonio Roca, en prisión desde el pasado 31 de marzo. El empresario granadino Carlos Sánchez, sobre el que pesaba una

orden busca y detención desde la semana pasada, compareció esta mañana junto a Liétor en los juzgados de Marbella, de donde salieron poco antes de las 20.00 horas con destino a la prisión provincial de Alhaurín de la Torre.

Sánchez, a quien algunas fuentes consideran maestro de Juan Antonio Roca, aseguró la semana pasada desde la República Dominicana que no había huido ni cometido delito alguno y que regresaría a España el 14 de julio. Natural de Santa Fe (Granada) y afincado en Madrid, Sánchez añadió que no tenía "ningún miedo" y que comparecería ante el juez Miguel Angel Torres en cuanto regresase a España.

Añadió que sus inversiones inmobiliarias en Marbella "no son importantes" y que "lo único que puede haber es una operación de permuta de locales con su Ayuntamiento", por la que en 2004 cambió al Consistorio unos locales de la avenida de Ricardo Soriano por los que pagó 900 millones de pesetas por otros en Puerto Banús, que finalmente vendió al también promotor Tomás Olivo.

Amistad con Roca

Sánchez reconoció su amistad con otros imputados en la Operación Malaya como Juan Antonio Roca, Tomás Olivo o Rafael Gómez y dijo que no acudió al reciente entierro de su madre en Santa Fe porque no pudo llegar a tiempo desde el extranjero.

Tras la personación de Sánchez y Liétor en los juzgados marbellíes, sólo está pendiente la orden de busca y detención contra el ex concejal del Partido Andalucista (PA) en la localidad malagueña Carlos Fernández, del que aún se desconoce su paradero.

30 detenidos

La segunda fase de la Operación Malaya se saldó con treinta detenidos, de los que diez ya han ingresado en prisión, entre ellos siete ex concejales del Ayuntamiento de Marbella, y el constructor y ganadero Fidel San Román, empresario de la plaza de toros de Las Ventas. El juez instructor ha dejado en libertad bajo fianza a otros diez detenidos, entre los que se encuentran los constructores José Avila Rojas, Emilio Miguel Rodríguez y el promotor murciano Tomás Olivo, y libertad con cargos para otros once.

En la primera fase de la operación contra la corrupción en Marbella fueron detenidas otras 23 personas, de los que once ingresaron en prisión y otras doce quedaron en libertad con cargos. Entre los que fueron encarcelados en esa primera fase están el ex asesor de Urbanismo en el Ayuntamiento marbellí, Juan Antonio Roca, la ex alcaldesa Marisol Yagüe y la que fue primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, entre otros.