Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aumenta el control aéreo y marítimo para luchar contra la inmigración ilegal

El Ejecutivo canario califica la situación de "gravísima" y lamenta la "dejadez" del Estado

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha anunciado esta mañana en una entrevista en la cadena SER que desde hoy se ha incrementado el control aéreo y marítimo en aguas españolas para luchar contra la inmigración ilegal.

De la Vega ha asegurado que se están incrementando las medidas de cooperación para hacer frente a las oleadas masivas de inmigrantes (casi 900 desde el viernes), que mañana empezarán a funcionar las patrullas conjuntas de vigilancia y que se están dando pasos importantes en favor de la "legalidad, el orden y la regularización".

"Primero, debe quedar claro que quien entra de forma irregular, se va", ha señalado De la Vega en el programa A Vivir que son dos días. Además, la vicepresidenta ha considerado que el Gobierno está haciendo las cosas "como hay que hacerlo, con repatriaciones ajustadas a la legalidad". La vicepresidenta del Gobierno ha anunciado además el próximo despliegue de una "ofensiva diplomática" en el África subsahariana, como medio para atajar la inmigración ilegal, con un conjunto de diplomáticos establecidos "permanentemente" en la región.

Un "repunte" de las pateras

La vicepresidenta ha admitido que "el tema es muy complicado" y que es necesario abordarlo "adoptando todo tipo de medidas", así como que en estos momentos "hay un repunte" en la llegada de cayucos y pateras a las costas españolas, si bien ha asegurado que el Gobierno "está trabajando sin descanso" y "con responsabilidad".

Por su parte, el portavoz del Gobierno de Canarias, Miguel Becerra, ha asegurado a Efe que la situación que se está produciendo en el archipiélago con la masiva llegada de inmigrantes en barcazas es "gravísima" y ha lamentado la dejadez que del asunto hace el Gobierno central. "Al Gobierno del Estado, al parecer, sólo le preocupa la situación de Repsol en Bolivia y si peligran o no las inversiones de la petrolera, pero no se ocupa de lo que está ocurriendo en Canarias, cuando aquí el problema es de vidas humanas", ha señalado Becerra.

"Sólo pedimos que se cumplan los acuerdos a los que se comprometió la vicepresidenta Fernández de la Vega cuando visitó Canarias, que comiencen las patrullas conjuntas con Mauritania y que se intensifiquen las acciones diplomáticas para tener información de la salida de cayucos", ha señalado Becerra. "El fin de semana pasado se batieron todas las marcas de llegada de inmigrantes y este fin de semana, lejos de mejorar las cosas, la situación ha empeorado", ha añadido.