Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los 108 muertos en Semana Santa no llevaba puesto el cinturón de seguridad

Uno de cada cuatro fallecidos era menor de 25 años

La operación especial de tráfico de Semana Santa se ha cerrado con unas trágicas cifras: 108 personas han perdido la vida al volante desde las tres de la tarde del viernes día 7 hasta la pasada medianoche. Es una cifra ligeramente superior a la del año pasado, que rompe la tendencia a una menor siniestralidad registrada durante los primeros meses de este año. Casi la mitad de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad y uno de cada cuatro era menor de 25 años. Por tipos de accidente, el mayoritario continúa siendo la salida de vía y, entre las causas, destacan las distracciones, que están detrás del 41,67% de los siniestros.

Según indican las estadísticas realizadas por los expertos de la DGT, en esta operación especial se registraron 90 accidentes -dos más que en el mismo periodo del año anterior- en los que perdieron la vida 108 personas -tres más que en 2005- y en los que además han resultado heridas graves 60 personas y 66 leves. La mayoría de las víctimas mortales eran jóvenes con edades entre los 15 y 24 años. Los días de mayor siniestralidad en esta Semana Santa fueron el domingo día 16 de abril, con 19 muertos, y el miércoles día 12, con 15; ambos días se situaron por encima del promedio de los últimos seis años en que fallecieron 14 y 10 personas, respectivamente. La distracción continúa figurando a la cabeza de las causas de los accidentes ya que está presente en un gran número de siniestros, en los que han fallecido 45 personas, el 41,67% del total.

La velocidad es otro de los factores presente en buena parte de los accidentes: el 27,7% de los fallecidos se han registrado en siniestros en los que la velocidad inadecuada estaba presente; el resto del año, excluido el periodo de Semana Santa, este factor se refleja en el 21% de los casos. En el 33% de los casos la infracción a las normas de circulación fue considerado factor concurrente en el accidente mortal. Por tipos de accidente, el mayoritario (50% de los siniestros mortales) continúa siendo la salida de vía, aunque respecto del promedio de los seis años anteriores se puede observar un descenso; durante el resto del año, excluido este periodo, las salidas de vía suponen el 40% de los accidentes mortales.

Tres de cada cuatro, en vías secundarias

Un 37% de los siniestros fue por colisión. El número de accidentes registrados en carreteras secundarias se mantiene respecto a los datos de la Semana Santa del año pasado, ya que tres de cada cuatro siniestros se produjeron en este tipo de vías. Las víctimas mortales han sido en su mayoría personas de entre 15 y 24 años (26 muertos), seguidas de las que contaban con entre 25 y 34 (24) y de las de entre 35 y 44 (22). En las edades comprendidas entre 45 y 54 años y las que superan los 65 años, el número de fallecidos es menor, 11 y nueve, respectivamente. El mayor número de víctimas mortales se produjo en accidentes en los que se vieron implicados turismos (65), mientras que en motocicleta murieron 13 personas, y en autocares y ciclomotores, en ambos casos, cuatro.

En esos turismos, en el 47,69% de los casos no se utilizó el cinturón (31 muertos no los llevaba puesto y 27 sí), mientras que en las motocicletas el porcentaje de fallecidos que no utilizó los accesorios de seguridad se situó en un 15,38 (dos no lo llevaban y 11 sí). Sin embargo, en los ciclomotores el porcentaje de personas fallecidas que no llevaban estos accesorios se eleva al 75%. Dos de los tres fallecidos en furgonetas no llevaban esos accesorios. Por comunidades, Andalucía ha sido donde murieron más personas: 17 víctimas en 16 accidentes mortales, además de 23 heridos graves y 11 leves. Le sigue Galicia con 16 muertos en 12 accidentes mortales, además de seis heridos graves y tres leves. En Aragón, Madrid y Cataluña hubo nueve muertos en cada una, mientras que en Castilla y León, Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana arrojan un saldo cada una de siete muertos.

Las comunidades con menos víctimas mortales son Extremadura, donde cinco accidentes mortales acabaron con la vida de otras tantas personas, Asturias, Baleares y Cantabria con cuatro muertos cada una, La Rioja con tres y Canarias, Comunidad Murciana y País Vasco con dos cada una. En un principio, se había informado de un total de 107 muertos. No obstante, la DGT ha revisado la cifra para incluir a un hombre de 37 años que murió el pasado viernes en un camino de la localidad valenciana de Albalat dels Tarongers. En un principio, este accidente fue catalogado como producido en casco urbano y no había sido incluido en las cifras oficiales.