Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Calvo defiende que nadie de su equipo participó en la adjudicación de los parquímetros

El concejal confirma que cerrará esta semana el acuerdo para que los profesionales puedan aparcar en horario laboral

El concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad de Madrid, Pedro Calvo, ha defendido esta tarde el procedimiento de adjudicación llevado a cabo para la última ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), al afirmar que se ajusta al derecho y que ni él ni sus colaboradores en el Ayuntamiento han tenido parte en el proceso. Calvo ha explicado, durante la Comisión de Seguridad y Servicios a la Comunidad, que Dornier, la empresa que presentó la reclamación, ha quedado satisfecha con las explicaciones que le ofreció la Secretaría General técnica.

Durante su intervención, en la que Calvo ha respondido a las preguntas sobre la concesión a Sufi-Hixienes (empresa participada por Juan Manuel Casares, amigo de Calvo desde la década de los ochenta cuando eran dirigentes de Nuevas Generaciones en Galicia) de una de las zonas de parquímetros, el concejal ha precisado que el trámite se hizo según lo establecido y que la Mesa de Contratación, de la que forman parte funcionarios y técnicos municipales, se decantó por las mejores ofertas presentadas. Asimismo, Calvo ha indicado que en dicho proceso él se limitó a firmar el acta de inicio y la corrección de errores del acta de finalización que sí suscribió la edil de Medio Ambiente, Paz González.

Para dar más argumentos en su declaración, Calvo ha relatado que, durante el proceso de adjudicación, recibió la visita de varios representantes de empresas que optaban al concurso público y que siempre les daba la misma respuesta, que él no tenía peso en la decisión final y que el trámite, por procedimiento de urgencia, se fallaría en función de los datos obtenidos por los técnicos municipales.

En cuanto a la afirmación del edil socialista Manuel García-Hierro de que Fernando Autrán, delegado de Servicios a la Comunidad del Ayuntamiento, tenía intereses en la UTE Sufi-Hixienes, adjudicataria de la zona VI de los parquímetros, Calvo ha defendido que este directivo tuvo en su momento relación con esas firmas cuando, en la anterior etapa regional, fue responsable de la empresa pública Gedesa, encargada de la gestión de lodos, al tiempo que ha reiterado que el trámite se ha regido por las opiniones de los técnicos y prueba de ello es que nadie ha recurrido el fallo del concurso ante los tribunales de justicia.

Acuerdo

Por otra parte, a iniciativa de IU, Calvo ha confirmado que esta semana firmará un acuerdo con la Cámara de Comercio, CEIM y diversas asociaciones para que los profesionales que necesitan utilizar sus vehículos a la hora de desempeñar el trabajo puedan estacionar en las zonas azules de los parquímetros, previo pago de una tasa máxima de 350 euros al año. Para ello, según ha explicado, será necesario modificar las ordenanzas fiscales y no la ordenanza de Movilidad, y ha explicado que esta medida entrará en vigor poco después de que tenga lugar dicha modificación normativa, para cuyo trámite se requerirán entre tres o cuatro meses.

Finalmente, el edil popular ha destacado que, después de la última modificación del SER, en Madrid hay 165.500 plazas reguladas por parquímetros, de las que 40.000 tienen la consideración de azules, y ha precisado que los profesionales que necesitan sus vehículos para trabajar podrán estacionarlos en las zonas azules.