Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba el proyecto de reforma del Estatuto valenciano con los votos de PSOE y PP

El Pleno del Congreso aprobó hoy, con los votos a favor del PSOE, PP y CC, el proyecto de reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana, al que se opusieron el resto de grupos de la Cámara (CiU, ERC, PNV, IU-ICV y el Grupo Mixto), quienes criticaron el procedimiento utilizado en la tramitación del texto. Ahora será enviado al Senado, donde continuará la tramitación.

El proyecto de reforma del Estatuto Valenciano ha contado con 294 votos a favor y 32 en contra, tras respetar el pacto alcanzado entre PP y PSOE sobre la base de mantener las referencias al "idioma valenciano" y eliminar del Estatuto, y trasladarla a una ley electoral, la barrera electoral del 5% para obtener representación en las Cortes Valencianas.

A la sesión de esta mañana ha acudido una representación del Parlamento valenciano, con el popular Serafín Castellano y el socialista Joan Ignasi Pla, a la cabeza. Tras la votación, la delegación socialista se fotografió en la escalinata de los leones del Congreso, junto a diputados valencianos y los ministros Pedro Solbes y Jordi Sevilla. A continuación lo hicieron los 'populares' y, finalmente, se produjo una mezcla: Jordi Sevilla, Cipriá Ciscar y Pla acompañaron al grupo del PP.

Los portavoces del PSOE, Cipriá Ciscar, y del PP, Federico Trillo y Jaime Ignacio del Burgo, defendieron los contenidos de este Estatuto por avanzar en el autogobierno, las competencias, el reconocimiento a la identidad valenciana y los derechos sociales. Y todo ello, subrayaron, dentro de la Constitución y con un "amplio consenso".

Los grupos minoritarios han acusado a PP y PSOE de realizar una tramitación parlamentaria "con prisas" para evitar incorporar sus aportaciones al texto. El secretario general del Bloc Nacionalista Valencia, Enric Morera, ha agradecido así a los partidos nacionalistas del Congreso de los Diputados su voto en contra del Estatuto por las que califica como "graves y grandes carencias democráticas" que han quedado plasmadas en el articulado final, después que el PSOE "no haya cumplido el anuncio de apoyar la rebaja del 3% en la barrera electoral y la eliminación del término idioma para referirse al valenciano".