Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El bautizo de una futura Reina

Los Reyes han apadrinado a su nieta, segunda en la línea de sucesión al trono de España

La ceremonia de bautismo de la primogénita de los Príncipes de Asturias se ha celebrado este mediodía en el Palacio de la Zarzuela. La Infanta, que ha recibido el nombre de Leonor de Todos los Santos, ha sido apadrinada por sus abuelos los Reyes dado que ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión al trono. Por este mismo motivo, al acto ha acudido una destacada representación de las instituciones del Estado.

Junto a los Príncipes de Asturias han estado sus respectivas familias, los amigos más próximos, y el personal de la Casa del Rey. También han acudido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; los presidentes del Congreso y del Senado, Manuel Marín y Javier Rojo; del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando.

Entre los invitados también han estado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, así como el equipo médico que asistió el parto, el pasado 31 de octubre en la Clínica Rúber Internacional de Madrid. Dado el carácter familiar de la celebración, no ha habido representantes de otras Casas Reales, aunque sí han acudido Constantino de Grecia, hermano de doña Sofía, su esposa, Ana María, y sus hijos.

Según la tradición

El vestíbulo de la residencia de los Reyes ha sido el escenario de la ceremonia religiosa, que ha estado oficiada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela, asistido por el arzobispo castrense, Francisco Pérez González. Como en los bautizos de otros nietos de los Reyes, el coro de religiosas de las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, de la localidad madrileña de Galapagar, ha interpretado varias obras musicales.

La infanta Leonor, en lo que es una vieja tradición, ha sido bautizada en la pila bautismal de Santo Domingo de Guzmán, una reliquia románica -del siglo XII- que desde tiempos de Felipe IV, antes de que llegara a España la dinastía Borbón, es utilizada en los bautizos Reales de Príncipes e Infantes. En ella recibieron las aguas bautismales el príncipe Felipe, y sus tías las Infantas Elena y Cristina.

Otra tradición, común a todos los bautizos Reales, es la utilización de agua del río Jordán, enviada a España desde Tierra Santa por los frailes franciscanos que custodian los Santos lugares. La Infanta Leonor vestía el mismo faldón de cristianar que llevaron antes su abuelo el Rey, su padre, sus tías y sus seis primos.