Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar dice que la reforma del Estatuto catalán puede desembocar en "un cambio de régimen"

El ex presidente del Gobierno advierte del "riesgo de fractura nacional" que amenaza España

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha empleado hoy un discurso apocalíptico para criticar la reforma del Estatuto catalán, cuyas negociaciones entran este viernes en su fase crucial con el debate del texto en el Parlamento autonómico. En un acto organizado por la FAES, la fundación de análisis político del PP que el propio Aznar preside, el ex jefe del Ejecutivo se ha referido a ese debate, sin nombrarlo, al advertir de que "esta semana probablemente se den los pasos decisivos para un cambio de régimen, sin mandato ni consentimiento de nadie".

"Todos sabemos que España se enfrenta en este momento a riesgos muy graves. Ya es serio y preocupante el haber desaparecido de la escena internacional, con todo lo que eso representa de pérdida de prestigio y de oportunidades, pero mucho más grave es el riesgo real de fractura nacional", ha criticado.

Acompañado de Mariano Rajoy, actual líder del PP, Aznar ha insistido en que hay un riesgo muy grave que podría suponer "una fractura nacional, sin prestar oídos ni a las voces alarmadas de casi todos ni al evidente desacuerdo de la opinión pública ampliamente mayoritaria".

Aznar ha culpado directamente de esa situación al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el que ha hecho la siguiente reflexión: "No tenemos al frente del Gobierno a un político que tenga ni convicciones ni sentido de la responsabilidad", pero "sí tenemos a alguien con esos rasgos al frente de una oposición que representa a muchos millones de españoles", en referencia a Rajoy.

"Pasteleo" y "ausencia de rumbo"

Durante su turno de intervención, Mariano Rajoy ha retomado las críticas a la política exterior del Ejecutivo socialista, a la que ha definido con palabras como "pasteleo", "inconsistencia" y "ausencia de rumbo". El líder del PP ha aprovechado que el acto estaba organizado para presentar un libro sobre el pensador francés Raymond Arond para decir que la diplomacia de Zapatero es "una fotografía en negativo del pensamiento de Raymond Aron", puesto que contiene muchos de los errores sobre los que el filósofo francés advirtió tras la Segunda Guerra Mundial.