Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión del incendio de Guadalajara respalda la gestión del Gobierno de Castilla-La Mancha

La investigación concluye con el PP y PSOE enfrentados en todos los aspectos claves de la tragedia

La comisión que investiga en las Cortes de Castilla-La Mancha el incendio de Guadalajara, en el que murieron once miembros de un retén a mediados de julio, se ha cerrado hoy con la aprobación de sus conclusiones. En ellas se establece que la gestión de los responsables técnicos y políticos del Ejecutivo de Castilla-La Mancha fue la correcta y permitió controlar un "fuego imparable" en menos de 56 horas. El dictamen ha sido aprobado con los votos a favor del PSOE, con mayoría en el parlamento regional, y con la oposición del PP.

Los votos socialistas han servido también para rechazar el informe propuesto por el PP, que denunciaba la "cadena de errores", la falta de coordinación y la escasez de personal y de medios que, a su juicio, impidió que el incendio se controlara en las primeras horas y que se evitara la muerte de las once personas.

Tras más de 80 horas, 44 comparecencias y el estudio de 52 documentos, socialistas y populares han reflejado en sus conclusiones dos versiones totalmente opuestas de lo ocurrido entre el 16 y el 21 de julio en Guadalajara, donde el incendio declarado en Riba de Saelices quemó casi 13.000 hectáreas y acabó con la vida de once personas. La última sesión de la comisión ha servido además para que los portavoces de ambos grupos, Ana Guarinos (PP) y José Molina (PSOE), se acusaran mutuamente de mentir, de utilizar el dolor de las víctimas para obtener réditos políticos y de actuar con irresponsabilidad y falta de rigor.

"Explosión del monte"

La comisión elevará al pleno de las Cortes regionales el dictamen de conclusiones redactado por el PSOE que establece 27 recomendaciones para el futuro, en un intento de "aprender lo más posible de esta trágica experiencia para mejorar los dispositivos de prevención y extinción de incendios". El dossier considera que tanto los responsables técnicos como los políticos actuaron correctamente y cumplieron los protocolos establecidos, por lo que, de no ser por el "accidente fatal" que costó la vida a los once trabajadores, "éste hubiese sido uno más de los muchos incendios que se producen todos los veranos".

Los trabajadores, expone, murieron por "la explosión del monte", un fenómeno imprevisible y escasamente conocido, y agrega que "no hubo ni imprudencia ni comportamiento temerario" en su trabajo, sino que fueron víctimas de "un accidente fatal". Concluye que el incendio de Riba de Saelices fue "imparable" por las condiciones climatológicas, la orografía y la alta combustibilidad del terreno, pese a lo cual, se consiguió "la extinción de un incendio muy fuerte en tan sólo 56 horas".

Valora tanto la estrategia adoptada como la coordinación entre las Administraciones y concluye que las evacuaciones de las localidades afectadas, el dispositivo de Protección Civil, la atención sanitaria y la asistencia a los familiares de las víctimas funcionaron correctamente.

Recomendaciones

El documento también defiende que el área recreativa en la que se originó el incendio, la cueva de Los Casares, era de bajo riesgo y había sido convenientemente desbrozada por el Ayuntamiento de Riba de Saelices, por lo que "una negligencia" al encender una barbacoa fue la causa del fuego. En cuanto a las recomendaciones, se exige a todas las administraciones que actúen con la máxima diligencia y eficacia para prestar toda la ayuda necesaria a las familias de las víctimas y a todos quienes se hayan visto afectados por el incendio.

Asimismo, la comisión apuesta por crear un Centro Nacional de Investigación y Gestión del Fuego y emplaza al Gobierno regional a estudiar la conveniencia de impulsar una empresa pública en Castilla-La Mancha que gestione la extinción y prevención de incendios. Reclama también mejoras en la homologación de los sistemas de comunicación, equipamiento y formación de los servicios de extinción de las distintas Comunidades Autónomas y que se profundice en la formación y profesionalización de los trabajadores.

Respecto a los medios, aboga por ampliar el número de unidades helitransportadas y de medios de acción inmediata y la sustitución paulatina de los aviones de carga en tierra por otros con más capacidad de carga. También reclama más medios para la Guardia Civil y las Fiscalías especializadas para mejorar la persecución de los delitos contra el medio natural.