Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco no ve motivos para prohibir la marcha convocada por ex dirigentes de Batasuna

Los organizadores habían solicitado al Departamento de Interior y al 'lehendakari' que permitieran la manifestación

El Departamento de Interior del Gobierno vasco "no ha observado elementos objetivos que justifiquen la prohibición" de la manifestación convocada por ex dirigentes de Batasuna el próximo viernes en Bilbao.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en el País Vasco ya han avanzado que no recurrirá ante los tribunales la decisión del Ejecutivo autonómico, en base a un precedente judicial sobre hechos similares sentenciado en 2001. Entonces, la Sala de de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco desestimó un recurso parecido al considerar que "el silencio de la autoridad gubernativa frente a una comunicación de ejercicio del derecho fundamental de manifestación" no esta sujeto a "control jurisdiccional".

La marcha, que pretende recorrer la capital vizcaína en el día grande de sus fiestas, lleva por lema Orain herria, orain bakea ("Ahora el pueblo, ahora la paz"), la frase con que Batasuna publicita desde noviembre pasado su propuesta de Anoeta y la misma con que se convocó la marcha del pasado día 14 en San Sebastián, asumida públicamente por la formación ilegalizada y que fue prohibida tanto por la consejería de Interior como por el Tribunal Superior de Justicia vasco. Aquella manifestación concluyó con serios incidentes, según informa M. De Taillac.

El llamamiento público lo han realizado antiguos dirigentes de Herri Batasuna como Tasio Erkizia y Txomin Ziluaga —ex miembros de la Mesa Nacional de la formación ilegalizada—, y la ex concejal en Bilbao Dabi Alonso, entre otros miembros de la izquierda abertzale, "a nivel personal". Al hacer pública la convocatoria, el pasado martes, pidieron a los "tribunales de excepción", al consejero vasco de Interior, Javier Balza, y al lehendakari, Juan José Ibarretxe, que no impidan la celebración de la marcha.

Hoy el Departamento de Interior ha emitido un comunicado oficial en el que asegura que no ve elementos jurídicos para prohibir la convocatoria; además, según dice la Ertzaintza no prevé "la posibilidad de que en el desarrollo de la marcha se puedan producir incidentes de orden público". La Consejería asegura también que sobre la persona que ha organizado formalmente la protesta "no consta dato alguno que limite su derecho legal a convocar un acto de tal naturaleza". Así pues, en su opinión "no se dan hasta la fecha circunstancias objetivas que justifiquen la prohibición de la marcha", ya que "los aspectos que han envuelto su convocatoria y su difusión pública no han rebasado los supuestos contemplados legalmente para justificar la restricción de un derecho fundamental", como es el de la libertad de manifestarse públicamente".